icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Y tú, eres un mirón vial?Lunes, 10 de Junio de 2019 02:07 a.m.

Dijo Samir Awad: “El problema del uso del coche no es el uso, sino el abuso”.

Hace unos días, circulando por Avenida Morones Prieto, nos topamos con un trafical, el congestionamiento vial era más que el que tradicionalmente conocemos. Era sencillo pensar que ese caos vehicular era por algún accidente fuerte, ya que todo estaba más lento que de costumbre, así pasaron unos minutos hasta que llegamos al punto de la situación.

No, no era un accidente por fortuna, lo que había pasado es que a una señora se le calentó su carro pero alcanzó a estacionarse en un acotamiento, ni siquiera estaba bloqueando algún carril, pero aún así la gente pasaba lento pensando que se trataba de alguna tragedia.

Nosotros nos paramos en el mismo acotamiento para poder ayudarla, y así lo hicimos, pero mientras la situación se solucionaba el tráfico se hacía más y más lento, lo peor es que por los mismos mirones se provocaron accidentes en el mismo tramo, y ahí el caos vial se hizo más pesado, que hasta se paraban para tomar fotos. ¿Qué necesidad de que ocurriera eso? ¿Para qué actuar así? La imprudencia de algunos terminó afectando a otros tantos.

Al final el problema se resolvió y la señora pudo continuar su camino, nosotros también nos retiramos, pero en el lugar se quedó el caos vial porque ahora sí había accidentes, y se sumaron más fisgones que hicieron más lento todo, complicando el traslado de cientos de personas.

Nos quejamos y nos seguimos quejando, pero no nos damos cuenta de que nosotros también somos parte del problema. Eso de detenerse a mirar cuando hay un accidente y hasta querer tomar fotos o videos, de qué nos sirve, lo único que provocamos es que se genere más tráfico, además de que entorpecemos las labores de las autoridades y hasta de los cuerpos de auxilio.

Entonces tristemente en la mayoría de los casos nosotros mismos, los ciudadanos, somos los que ocasionamos las largas filas de tráfico por mirones. Nos quejamos constantemente del tiempo que perdemos en nuestros traslados, pero cuando hay un accidente o algún incidente ahí estamos y nos gana el morbo, al final terminamos provocando un caos vial.

Nos falta muchísimo de educación vial; yo no digo que todos sean iguales, porque la realidad es que sí hay conductores que son prudentes y responsables, pero tristemente otros tantos se pasan las reglas viales, y no sólo por andar de fisgones, sino porque también son los mismos que manejan y textean al mismo tiempo, los que hablan por celular olvidándose de manejar con precaución, los que no utilizan las intermitentes y direccionales, los que creen que son los únicos y que todos los demás nos debemos adaptar a su mal manejar.

Siendo Monterrey y la zona metropolitana tan importantes, considero que se debería analizar la situación a fondo y volver a revalorar a los conductores que ya cuentan con licencia de manejo, que se les hagan exámenes más precisos para ver si en realidad están aptos para conducir. También sería prudente ponerse más estrictos al aplicar las pruebas para los nuevos conductores, ya que está claro que muchas personas no deberían estar manejando un vehículo, porque no tienen ni la más mínima precaución.

Mientras tanto, nosotros deberíamos reflexionar que al manejar debemos cuidarnos, pero también a los demás, que conducir un vehículo es una gran responsabilidad, porque los accidentes viales cobran vidas, así que está en nuestras manos la seguridad propia y la de los otros. Manejar no es un juego, es una acción que requiere que seamos responsables y prudentes. Sino lo hemos sido, entonces hoy es un buen día para comenzar.


OpenA