OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Y si mi cuadro heredado es famoso?Por: Jessica Meza Distrito CulturaLunes, 12 de Abril de 2021 02:00 a.m.

Parece irreal que se pueda entrar a una casa y que en la sala o el comedor esté colgado un cuadro creado por Caravaggio o Leonardo o Monet o Van Gogh o por cualquier otro nombre famoso en el mundo del arte...  pero más increíble que sus propietarios desconozcan este hecho. 

Bueno, esa fantasía se hizo realidad hace unos días en España cuando se ´descubrió´ que un cuadro que estuvo colgado en un comedor, y había sido heredado por generaciones, puede ser una obra de principios del siglo 17 hecha por el mismísimo Caravaggio. 

Pensaríamos que sus obras (y muchas otras de nombres famosos en el arte) están perfectamente guardadas y custodiadas en un museo, pero no es así, hay muchas perdidas o desconocidas en algún lugar del mundo. 

Así que por muy loco que suene, es probable que en algún comedor, en alguna sala o en algún rincón olvidado esté una joya artística del renacimiento o del barroco o cualquier otra época. Destaca que no es la primera vez que esto ocurre, al contrario, es más frecuente de lo que parece. 

En 2017 un cuadro de Jackson Pollock fue encontrado en un sótano; en el 2009 un Renoir ´volvió a la vida´ tras pasar varios años en una bodega; e incluso otro Caravaggio ya había pasado por una situación similar: en 2004 la obra Judith decapitando a Holofernes fue hallada en un desván en el completo abandono; esta pieza sería una variación de la ya conocida expuesta en el Palacio de Barberini en Roma y su valor se calcula en los €120 millones de euros. 

Muchas de estas obras ´olvidadas´ llegaron a mercaditos o bazares en donde sus dueños-sin saber lo que tenían- las vendieron a cantidades mínimas (el Renoir de 2009 se vendió en $7 dólares) antes de llegar a manos de expertos, ser reconocidas y subastarse en millones. 

Lo más interesante del más reciente caso es cómo la tecnología, las nuevas formas de comunicación y la inmediatez de la que gozamos para saber lo que está pasando en cualquier parte del mundo, fue lo que frenó que lo que puede ser un auténtico Caravaggio se subastara en poco más de mil euros, cuando su valor se estima en millones. 

Y es que, según los expertos involucrados en el caso, gracias a que fotografías de la pieza circularon en grupos de WhatsApp de expertos en arte, estos pudieron sugerir mayores análisis para confirmar su autenticidad. Por lo pronto la obra ya está resguardada y en análisis para saber si realmente es un Caravaggio, realizada en la época que pasó en Nápoles en la primera década de 1600. 

Sin duda ahora tendremos que detenernos a pensar si algo que tenemos en casa puede valer algo más que recuerdos familiares, ya que ese cuadro, esa escultura e incluso esas fotografías que están hasta el fondo del clóset pueden ser una obra de arte perdida. 

OpenA