OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Venom, un poco más de lo mismoPor: Diego Díaz Sí-NehViernes, 8 de Octubre de 2021 02:00 a.m.

Luego de propuestas como Deadpool y The Suicide Squad esto se siente tranquilo.

Venom: Let There Be Carnage del 2021 dirigida por Andy Serkis- quien es más conocido por su trabajo en ´motion capture´ interpretando personajes como Gollum / Smeagol en The Lord of the Rings o a Caesar en la trilogía de Planet of the Apes – y coescrita por el actor protagonista Tom Hardy.

Siguiendo los eventos de la entrega pasada, la gente cree que los simbiontes han dejado la Tierra por lo que Eddie Brock (Tom Hardy) trata de mantener en secreto a Venom y recobrar su credibilidad como periodista.

Brock comienza a utilizar los poderes de Venom para descubrir los secretos que el famoso asesino serial, Cletus Kasady (Woody Harrelson), ha ocultado tanto tiempo y lo lleva a los medios de comunicación para poder limpiar su nombre, pero termina ganándose el desprecio de Kasady en el proceso, y parece que está tramando algo peligroso.

Mientras tanto, Venom y Eddie no dejan de pelear por la insistencia de Venom en devorar gente y por el aún insuperable rompimiento con Anne (Michelle Williams), a quien el simbionte también extraña. ¿Será que sus diferencias les harán imposible seguir trabajando juntos?

Una cosa que me sorprendió desde el inicio fue el tono excesivamente cómico del libreto, ya que, aún sin haber visto publicidad, esperaba algo mucho más sangriento y explosivo, en cambio hubo varias escenas que más bien parecían sacadas de Ted (2012) de Seth MacFarlane.

Técnicamente la película es un poco insípida la mayoría de las tomas fueron muy estándar y se sintió como si hubiera habido falta de locaciones/sets para grabar, aunque la iluminación ayudó bastante hubo demasiada dependencia en el CGI - especialmente para los simbiontes que a veces no lucían muy bien.

La historia es un poco decepcionante ya que vemos a un Eddie Brock que no ha cambiado nada, sigue siendo el mismo perdedor que extraña a su novia, no ha logrado estar en paz con Venom y logra restaurar su reputación como si nada, realmente hubo una falta de conflicto interesante.

Eso sí, Woody Harrelson como el villano Carnage fue lo mejor, ya que lo interpreta con una naturalidad y cierto carisma que es difícil ignorar, y es evidente que se estaba divirtiendo mucho durante el rodaje y nos proporciona los momentos más emocionantes.

Es importante tener las expectativas un poco niveladas al ir a verla, como dije en un inicio, a diferencia de filmes como Deadpool (2016) o The Suicide Squad (2021) este aún no se atreve a cruzar la línea del PG-13 por lo que no es un festival sangriento como algunos quisieran.

Esta es una cinta que probablemente la van a disfrutar los fans más fieles de Marvel y quienes disfrutaron la primera entrega. Eso sí, sí hay una escena post créditos, no se la pierdan. 6/10.

OpenA