icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Vacío sindicato petroleroJueves, 16 de Mayo de 2019 02:03 a.m.

Explorando en el tema laboral sindical, a propósito de la reforma que promueve la democracia, el voto libre y secreto de los trabajadores, me di a la tarea de ver por qué motivo permanecen tanto tiempo en su cargo los líderes “Charros”.

Particularmente me asomé al sindicato petrolero, donde quien se ostenta como líder lo hace desde hace 24 años. Resulta que, si revisamos el estatuto del Sindicato Petrolero, se establece una vigencia para la gestión de secretario General Nacional y que la misma es de seis años, con opción de una reelección. Aquí encontramos una de muchas irregularidades, pues ‘‘por sus pistolas’’ ha permanecido el Sr. Carlos Antonio Romero Deschamps. Preguntando otro poco, resulta que ante el inminente triunfo de Andrés Manuel López Obrador y previendo que se le terminará el apoyo del PRI, muy a su conveniencia adelantó un proceso de reelección, lo que fue irregular por extemporáneo; se entiende que quiso perpetrarse en el poder sindical aún con la llegada de la 4T.

Pero por la misma irregularidad de andarse anticipando, pues, como dicen los chavos, no valió; su último periodo “reconocido’’, aunque fuera faltando a sus propios estatutos, terminó el pasado 31 de diciembre de 2018, por lo que resulta que en dicho sindicato petrolero no hay dirigente desde entonces y la prueba o muestra de que él mismo se sabe fuera de vigencia es que no ha acudido a representar a su gremio en diversos eventos muy significativos, como la celebración del 18 de marzo; tampoco acudió a la comida de líderes con el Presidente en Palacio Nacional, esto, el 1 de mayo. A todas luces existe un vacío de representación del gremio de trabajadores petroleros, tanto a nivel nacional como en las diferentes 36 secciones.

Ahora bien, ¿y cómo se le hace para solucionar este faltante?

Pues bien, los propios estatutos establecen que el órgano máximo para toma de decisiones como la elección de un secretario General y su comité directivo es mediante una Convención. Para la realización de la misma existen varias personas que pueden convocar dentro del último trimestre del ejercicio sindical a renovar –es decir, octubre, noviembre o diciembre–: primero por el secretario General saliente; a falta de su convocatoria lo puede hacer la Comisión de Inspección y Vigilancia; si no lo hace, están los secretarios generales de las secciones, y a falta de todos ellos, se contempla la posibilidad –de acuerdo al ordenamiento estatutario– los trabajadores. Actualmente se encuentran en esta última posibilidad que comento.

Resulta que ante la falta de dirigente y de las convocatorias existe un vacío de representación sindical, por lo que es tiempo de que los trabajadores realicen su convocatoria, reúnan la representación que ordena el estatuto y en la convención se elija, mediante voto libre y secreto, a su nuevo dirigente.

Ya que andamos en eso, exploramos si hay candidatos para la sucesión: encontramos varias personas que quieren ser, pero no cumplen con los requisitos. Por ejemplo, hay una dama que quiere, pero su cercanía con la empresa es por ser dependiente de trabajador fallecido, lo que no le permite participar; luego anda otra mujer que es senadora y que por estatuto tampoco puede ser; otro señor que se anda moviendo tiene un impedimento estatutario de haber estado en la cárcel por delitos patrimoniales, lo que lo imposibilita legalmente... están tratando de quitar bandidos y viene otro con ese perfil, como que ni la burla perdona.

Entre los aspirantes encontramos a un sujeto que es trabajador activo, con 30 años de antigüedad en la empresa que ha escalado diferentes posiciones y que su categoría es de operador de pipa. Él ha estado coordinando el movimiento disidente denominado Frente Nacional Petrolero. Hemos tenido oportunidad de entrevistarlo y cuestionarlo duramente sobre sus objetivos e intenciones para llegar a dirigir su gremio.

Nos ha hablado de su lucha, del anterior líder del frente, de lo mucho que sufren los trabajadores sindicalizados por las humillaciones y vejaciones de las que son víctimas cuando requieren de algún trámite o apoyo sindical. Hemos visto cómo se ofrece para servir a sus compañeros de gremio; es uno de esos personajes que viven la justa medianía, muy sencillo, pero gusta de hablar con la verdad, por lo que nos ha compartido tiene muchos planes para que la fuerza laboral sea respetada y mantenga un contrato colectivo favorable a ambas partes. Él es de la idea de cuidar y fortalecer su fuente de empleo de donde viven muchísimas familias, actualmente son aproximadamente 120,000 trabajadores sindicalizados.

Sabemos que pronto se realizará la convención con estricto apego a sus estatutos, así como a las disposiciones aplicables de la Ley Federal del Trabajo, y se espera que las autoridades en materia del Trabajo, Gobernación, y otras vigilen, que se respete la legalidad y la voluntad de los trabajadores y que resulte electo este líder que responde al nombre de Sergio Carlos Morales Quintana.

Twitter: @luisgfortaleza

OpenA