icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Una nueva educación universitaria Viernes, 29 de Marzo de 2019 00:57 a.m.

A ver, colega. Si tuviésemos una entrevista con el nuevo secretario de Educación, ¿qué le recomendarías para mejorar, cambiar o transformar nuestro sistema educativo a nivel universitario?

Así de corto y preciso fue el mensaje  que recibí hace tiempo por Internet  de nuestro secretario General de FIMPES que radica en la ciudad de México. 

Para mí, le dije, es imperativo, importante, vital para nuestro país, seguir mejorando, consolidando y transformando nuestro sistema educativo para lograr que sea el gran transformador.

A continuación, le dije, existen cinco factores a considerar para definir los programas que debería de implantar el nuevo secretario.

Primero: consolidar los factores que promueven tener una universidad de calidad; tener un proceso  de selección eficaz para lograr tener excelentes profesores y directores en los diferentes niveles organizacionales de las universidades;  desarrollar programas académicos relevantes, útiles para la vida y el trabajo que mejoren sensiblemente la empleabilidad de nuestros estudiantes; consolidar los programas académicos que promuevan la creatividad y el espíritu emprendedor en los estudiantes, así como la honestidad, la veracidad, la responsabilidad y el espíritu de servicio; excelentes bibliotecas reales o virtuales; un ambiente de estudio que propicie el aprendizaje de nuestros alumnos; incluir en los programas académicos y no académicos temas relacionados con el cuidado de la salud, con la práctica del deporte, con el aprender a convivir con los demás, con el aprender a ser feliz, con el aprender a aprender, con el aprender a entender lo que leo, con el aprender a pensar y a comprender y entender el mundo, con el aprender a ser un buen ciudadano; con el aprender a ser tolerante, a ser ordenado, limpio, puntual, responsable, formal y cortes; con el aprender a comunicarme con los demás, a ser líder, a ser honesto.

Segundo: le recomendaría rediseñar y cambiar el sistema educativo actual que es ‘‘cómodo’’ para los profesores y los administradores, hacia un sistema ‘‘cómodo’’ para los alumnos.  Esto implica tener planes de estudios adaptados a las necesidades de nuestros alumnos, para su vida y su trabajo; con un ritmo de estudios adaptado a su capacidad de aprendizaje y al tiempo que tienen disponible para estudiar; proveyendo una buena variedad de actividades que contribuya a su formación integral, dándoles acceso a los materiales de estudio necesarios en forma presencial o virtual; procurando tomar y revalidar los conocimientos adquiridos de otra manera distinta a la escolarizada;  procurando que su lugar de residencia y sus horas de trabajo no sean un obstáculo para su progreso en los estudios. Esto promovería tener mayor “productividad” en nuestro sistema educativo universitario. 

Tercero: le recomendaría consolidar un proceso de simplificación administrativo-académico en la Secretaría de Educación Pública y en las secretarías de educación de los estados en los procesos de evaluación, certificación, otorgamiento de los REVOES, y los diferentes permisos que las universidades necesitan para operar con calidad y relevancia. 

Cuarto: le recomendaría apoyar y rediseñar la investigación, innovación y desarrollo en las universidades para que realmente sea una de las fuerzas impulsora del cambio tecnológico, empresarial y económico de nuestro país, fortaleciendo los programas de postgrado y de investigación relevantes para nuestro país, para ofrecerles así mejores oportunidades de trabajo a los muchachos que tienen estudios doctorales y que están emigrando de nuestro país. 

Quinto: le recomendaría crear una universidad abierta y a distancia única en el país en la cual las diferentes instituciones públicas y particulares ofrezcan programas de licenciatura, posgraduado y de educación continua con el doble certificado, el de la universidad abierta y a distancia y el de la universidad que ofrece el programa. 


OpenA