icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Un viaje a ti mismo Por: Javier Gutiérrez El momento presenteMartes, 7 de Julio de 2020 00:00 a.m.

Viajamos mentalmente de manera incesante perdiéndonos del maravilloso espectáculo que está frente a nosotros, quejándonos de que la vida no tiene sentido o que algo le falta.

Nos quejamos de que a la vida algo le falta, y sí, algo le falta, nosotros, nuestra atención, esa atención que, en vez de estar conectada con el flujo de la vida, siempre sorprendente, se pierde en el pasado y el futuro.

Mi nombre es Javier Gutiérrez Ornelas, soy médico y desde hace más de diez años que me involucre con un viaje hacia mi interior, viaje que no deja de sorprenderme porque cuando menos lo espero, me depara maravillas insospechadas, se desvelan ante mí, secretos que siempre han estado frente a mis ojos y que yo estaba muy lejos de ellos.

Me invitaron a participar en este espacio, lo cual agradezco profundamente con gran entusiasmo, mi labor es decirles a las personas que no hay nada más maravilloso que vivir el momento presente. ¿Qué no vivimos ya el momento presente?. Nuestro cuerpo sí, pero nuestra mente, generalmente se involucra en un futuro construido con nuestros temores y ansiedades o en el pasado perdido entre remordimientos, culpas, tristezas y frustraciones.

Es cierto que podemos viajar en el tiempo con nuestra mente también en cosas favorables como planear las vacaciones, o irnos al pasado a momentos placenteros, pero, para lograr estos viajes tenemos que pagar un precio, abandonar el aquí y el ahora, donde se despliega la vida en toda su plenitud y yo prefiero no comprar ese boleto, el boleto de la desatención.

Así que, busqué la forma de entrenarme para profundizar y enraizarme lo más posible en el momento presente, y esto me ha llevado a conocer extraordinarios maestros de esta disciplina, disciplina que hoy enseño, algo llamado Mindfulness.

Mindfulness es la capacidad de llevar total atención al momento presente, pero no sólo a lo que nos rodea y percibimos, sino también y muy especialmente, a nuestras sensaciones corporales y procesos mentales tanto pensamientos como emociones sin distraernos con ellos.

Lo anterior se dice fácil, pero requiere ejercicios que, aunque sencillos suelen ser, por esa misma simpleza muy, pero muy fácilmente, demeritados, creyendo que tienen mucho menos poder del que poseen.

Así que, en esta columna, iremos explorando, semana a semana, diferentes reflexiones y ejercicios para lograr una vida plena, una vida de total presencia.

Sólo quiero cerrar este espacio comentándote que cada ejercicio tiene amplio respaldo científico y cada reflexión que iremos compartiendo viene de tradiciones orientales que han sido añejadas y destiladas en los cerebros y corazones de grandes sabios y que aquí tendremos la oportunidad de ir aprendiendo.

Hasta el siguiente momento presente. 

OpenA