OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Un hombre y su sueño imposiblePor: Ignacio Gómez-Palacio Ignacio Gómez-PalacioViernes, 12 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

Una pregunta inusual y de rabiosa actualidad: ¿Podrías imaginar a un hombre de 83 años, que durante las últimas cuatro décadas de su vida (i) hubiese acariciado un sueño imposible, (ii) estuviera a menos de tres meses de hacerlo realidad, (iii) y que, sin embargo, es muy probable que le plantee el más importante reto y dilema de su larga vida profesional?

Se trata del Lic. José Agustín Ortiz Pinchetti, actual titular de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales, funcionario público que tiene a su cargo atender las denuncias de la ciudadanía. La fiscalía que preside tiene como función la investigación, prevención y persecución de los delitos electorales. Como mencioné en mi anterior Hormiga, la Ley General en Materia de Delitos Electorales (búscala en Google), establece las conductas que constituyen delitos electorales.

El reto y dilema de José Agustín consiste en las dificultades que habrán de presentársele antes, durante y después de la jornada electoral del próximo 6 de junio, ya que en las últimas décadas no sólo ha ligado su carrera política a AMLO, sino que su designación actual y otras se las debe a él.

Se trata de un político y abogado postulante durante muchos años, capaz y culto, amigo personal desde la década de los 80 del siglo pasado, que adoptó el apoyo a la democracia y la importancia de elecciones limpias como su bandera personal, al grado de que sus amigos le pedíamos que de vez en cuando hablara de algo diferente. Luchaba por que se evitara la participación del gobierno y se ciudadanizara el control de las elecciones. Para José 

Agustín la democracia y las elecciones limpias eran obsesión, insistencia y empeño de día y de noche. Recuerdo que en algunos días de elecciones iba con él y mis tres hijos de casilla en casilla, nosotros varias veces sorprendidos por su agresividad, cuando se percataba de algún chanchullo a ojos vista.

Cuando recibió su nombramiento, aquí en familia nos felicitamos y por supuesto le mandé un correo al efecto, deseándole además salud. No lo hice en persona. A últimas fechas, debido a mi crítica a los políticos nacionales, perdimos la cercanía del pasado.

José Agustín inició su carrera política en el PRI (1967-69), identificado con el movimiento democratizador de Carlos Madrazo. Exdiputado federal (LIX Legislatura). Escribió el libro La Democracia que Viene (Editorial Grijalbo, 1990). Ha estado comprometido con las mejores causas a favor de la democracia. Ejemplo de ello es su participación como promotor de los Veinte Compromisos por la Democracia y haber participado como Consejero Ciudadano del Consejo General del IFE (1994-96). Bajo la regencia de AMLO en el entonces Distrito Federal, fue nombrado secretario General de Gobierno. Posteriormente, fue fundador de Morena y electo, dadas sus características personales, como secretario para el Fortalecimiento de Ideas y Valores Morales, Espirituales y Cívicos. Es también fundador y articulista del periódico La Jornada. 

A su muy respetable edad, José Agustín está frente a un gran reto: la búsqueda y encuentro con la verdad. Así de sencillo. Está colocado en la cúspide para la ejecución de su sueño: apoyar con autoridad la realización de elecciones limpias. Obrar con mano dura contra quien cometa delitos electorales, independientemente del partido político al que los infractores 

quieran favorecer. Podría pensarse que debido a sus 83 años le va a temblar el pulso, en especial para presentar denuncias contra Morena; y, sin embargo, creo que no le sucederá. Actuará con todo el rigor de la ley, engrandeciendo su figura. 

Varias de las preguntas que quedaron pendientes en mi anterior Hormiga, aquí se han contestado. Falta que para denunciar en la CDMX deberá acudirse a Blvd. Adolfo López Mateos 2836, Tizapán San Ángel, ZP 01090, tel. 55 5346-0000; y en el interior de la República, a los domicilios correspondientes de las fiscalías que se encuentran en las ciudades capitales de los estados.

OpenA