icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Tiempos de MaricastañaDomingo, 19 de Noviembre de 2017 04:00 a.m.

Hay cosas que son de hace mucho tiempo y para referirnos a ellas, en México solemos decir que “aquello es del año del caldo” o “del año de la canica”. Pero también puede decirse “de tiempos de Maricastaña”, expresión española que, aunque en nuestro país no ha logrado florecer en el habla popular, no nos es del todo desconocida.

Decir que algo es de tiempos de Maricastaña es costumbre antigua en España y en menor grado en los países hispanoamericanos. Su origen parece estar en la región gallega de la península ibérica y la historia que se cuenta es en verdad interesante.

En la página web oficial de Lugo, la mayor de las cuatro provincias gallegas, en la sección de etnografía dice: “En tiempos de Maricastaña: Esta expresión tantas veces usada y oída, bien podría tener su origen en una heroína del Siglo XIV conocida como María Castaña. Se cree que fue la cabecilla de una revuelta contra la Iglesia por los abusivos tributos que el obispo de Lugo, fray Pedro López de Aguiar, cobraba a través de su mayordomo y recaudador, Francisco Fernández. El Padre Risco en su obra España Sagrada afirma que, el 18 de junio de 1386, María Castaña y sus dos hijos confesaron haber dado muerte al mayordomo del obispo. Arrepentidos por las injurias y delitos cometidos contra la Iglesia, donaron a esta las posesiones que tenían en el Coto de Cereixa, en tierras de Lemos, así como mil maravedíes, bajo la promesa de no hacer más daño a la Iglesia de Lugo y de prestar su ayuda a los recaudadores del obispo”.

Tan sonado fue ese hecho, que se contó generación tras generación hasta convertirse en historia vieja. Por eso el lenguaje popular lo tomó como referencia de las cosas que sucedieron muchos años atrás y así se acuñó la frase “de tiempos de Maricastaña”.

Es un deleite, eso espero, leer textos en castellano viejo (para que no se asusten por la ortografía) en donde ya se menciona a la tal Maricastaña. Como en “Crónica burlesca del emperador Carlos V”, escrito por Francés de Zúñiga en el Siglo XVI. En una parte se lee este párrafo: “...allende desto, el doctor Villalobos, hermano mío en armas, y médico donoso de Su Magestad, me aconsejó que no me alejara de Toledo, porque si en el reino no hubiese alguna revuelta pudiésemos favorecer al arzobispo de Sevilla, Inquisidor mayor, y a la fe católica, porque ya no era tiempo de Maricastaña, cuando se pasaba la mar en enjuto”.

Otro texto que menciona a la heroína es “Cancionerillos de Múnich”, anónimo también del Siglo XVI donde encontramos estos versos: “En tiempo del Rey Thereso residía en Badajoz, y cuando Maricastaña allá en Castilla reino.

Cuando hablan las bestias, aunque hartas hablan hoy, y cantaron sobre apuestas el asno y el Rey señor. En aquella edad florida de que no gozamos hoy, porque gasto el tiempo el oro, y el cobre se descubrió. Érase quesera un rey que fue de acá ya Señor, llamado por nombre Acrisio del linaje de Antenor. Aqueste tuyo una hija en quien el cielo cifró lo mejor de sus bellezas, y de sus gracias la flor. Lo rubio de sus cabellos vencía al oro en color: el resplandor de su cara quitaba la luz al Sol. Sus mejillas, labios, dientes, grana, coral, perlas son, su frente plata bruñida, sus cejas arcos de amor. El padre que de su hija tanta hermosura temió, quiso quitar el peligro para asegurar su honor. En una torre la puso lleno de honroso temor”.

Se da por cierto que la frase “tiempos de Maricastaña” se explica con la historia de la heroína gallega, tal como antes comentamos. No obstante, hay quien dice que el personaje Maricastaña pertenecería a una leyenda celta, conocida como “La Batalla de los Pájaros”, cuyo personaje central es una tal Auburn Mary, que, en efecto, se puede traducir como “María de color castaño”. Pero lo más seguro es que se trate de una casualidad. Así es el lenguaje, esquivo y atractivo, sobre todo cuando queremos ir en busca de frases que se gestaron en tiempos de Maricastaña.

cayoelveinte@hotmail.com

Twitter: @harktos


OpenA