icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Tequila, whisky, rib eye y callos de hacha, menú que se despacha Fonatur Tren Maya Por: Plácido Garza IrreverenteJueves, 26 de Marzo de 2020 01:35 a.m.

Todavía no se pone ni un metro de riel y el mentado Tren Maya ya salió con cuentas mochas y empezó a descarrilarse su presupuesto. La pregunta es si MALO sabe de esto que les voy a platicar. Si así es, está tolerando el despilfarro y si lo ignora, lo están llevando al baile con uno de los proyectos emblemáticos de la 4T. Bueno, y también a los contribuyentes.

Arre: la filial de Fonatur para la construcción de una de las obras emblemáticas de este sexenio reporta gastos por $44 millones de pesos en bebidas alcohólicas, ribe eyes, cortes finos, callos de hacha, camarones y hasta mantenimiento de albercas. 

Ah, y también con parte de esa lana paga asesoría jurídica a despachos de la CDMX, incluyendo –por supuesto– gastos de viaje, viáticos y alimentación de primera clase.

Contratos a los que tuve acceso, firmados entre mayo y noviembre de 2019 con números y responsables de los dos lados dan cuenta de estrafalarias compras por ochenta litros de tequila blanco, 144 botellas de tinto cabernet, 144 de vino blanco, mil 800 cervezas. 

Estas son algunas de las compras que ha realizado el Fondo Nacional de Fomento al Turismo a través de una empresa del estado para el Tren Maya, proyecto prioritario del Gobierno federal y que todavía no opera.

Fonatur Tren Maya S.A. de C.V., empresa filial de Fonatur encargada de las contrataciones para la construcción del trenecito ese, ha otorgado dos contratos para el "suministro de bebidas alcohólicas para el servicio de bar".

Ambos servicios fueron brindados por Rodrigo Martínez Zapien, con códigos de contrato números 2054732 y 2242445 con el número de control CM FTM/HDISI/AD/003/19, cuyo responsable por parte del contratante es Lorenzo Ochoa Amador.

Botellas de marca Johnny Walker Etiqueta Negra y Buchanan´s, de $579 y $531 pesos cada una, son también parte del contrato, además de cientos de litros de licor de naranja, brandy, ron, jugos y refrescos.

En mayo de 2019, Fonatur Tren Maya también gastó 242 mil pesos en "suministro de alimentos para el restaurante", sin especificar a qué restaurante se refiere.

La empresa del estado compró rib eye, T-bone, arrachera, callo de hacha, camarón, filete miñón, filete de pescado, 200 kilos de pollo y 250 kilos de tortillas, entre una larga lista de productos.

Y en agosto de 2019 gastó otros 118 mil pesos en 500 kilos de café y otros complementos, etiquetados como "suministro de café para su preparación y consumo por parte de los huéspedes", sin especificar a quién se dio ese servicio.

Además, dio dos contratos en 2019 por el mantenimiento de una piscina por un total de $109 mil pesos adjudicados a dos personas físicas, Jaime López Torres y Belisario Vargas Carreño, así como $185 mil más por "suministro de productos químicos y accesorios para limpieza de alberca y jacuzzi", asignado a un tal Raúl Bonilla Ríos, que reside en Baja California Sur.

Y aquí viene lo más interesante: estos contratos se han dado a través de adjudicaciones directas.

El 5 de diciembre de 2018 Fonatur Operadora Portuaria S.A. de C.V., que es una empresa filial del fideicomiso público, cambió de denominación social a Fonatur Tren Maya S.A. de C.V. para encargarse del proyecto del tren, calculado en $120 mil millones de pesos.

Tengo en mis manos el documento completo de nueve páginas, por si a alguna autoridad fiscalizadora del gobierno de la 4T le interesa conocer los pormenores y sus debidos sustentos.

¿Qué demonios es todo esto? Por más que intenté no pude tener la versión oficial de Rogelio Jiménez Pons, quien como director de Fonatur se reunió este martes con MALO para darle santo y seña de los avances.

No creo que en su reporte le haya mostrado lo que aquí publico, porque en una declaración suya fechada el 24 de este mes afirmó que el Tren Maya no se detendrá a pesar de las complicaciones económicas y sanitarias actuales, porque además de que será un "motor" necesario que ayudará a reactivar al país, ha generado interés del sector privado para invertir en estaciones y polos de desarrollo relacionados, que en menos de 10 años podría sumar $140,000 millones de pesos, casualmente, el monto equivalente al costo del proyecto.

Y respecto a las críticas que este "elefante blanco" ha provocado dentro y fuera de México, el funcionario de la 4T dijo desafiante que "ante las diversas voces que sugieren posponer o cancelar la obra porque se planea financiar con recursos públicos y utilizar ese dinero para apoyar a los diversos sectores que serán afectados", el funcionario respondió que están analizando a detalle las distintas coyunturas y si llegará a ocurrir "algo gravísimo" acudirían a las diferentes opciones de financiamiento, pero no se dejará de hacer.

Y sobre la entrega de propuestas técnicas y económicas relacionadas con la licitación del primer tramo, de Palenque a Escárcega, el funcionario dijo que será el miércoles 1 de abril, si el coronavirus lo permite.

Y luego, pegándole al adalid del tema económico indicó muy ufano que "si algo se va a requerir en los próximos meses y años es reactivar la economía del país y un proyecto que tiene capacidad de generación de empleo e inversiones y con visión de largo plazo es el Tren Maya. Sería un error pararlo. Está previsto que a principios de mayo empiece la construcción".

Antes de su reunión con MALO, también dijo que se habla de una crisis que nos llevará dos meses (tan optimista él). pero los efectos llegarán a los seis meses (otra vez, mírenlo tan optimista que nos salió).

"Pensamos que en ese tiempo ya tendremos una inyección importante de recursos para el tren, a los que se sumará el dinero que aportará el fondo de inversiones BlackRock, en una propuesta no solicitada", concluyó.

CAJÓN DE SASTRE

Rogelio, el mandamás de Fonatur, se enojó cuando esta información fue filtrada por "Mexicanos contra la corrupción", pero tengo en mi poder los contratos de las compras a que hace alusión este artículo, con todos sus anexos y que él niega.

"A las órdenes de quien quiera verlos", agrega la irreverente de mi Gaby.

placido.garza@gmail.com

OpenA