OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Tengan para que aprendanPor: Óscar Tamez Política e HistoriaMartes, 7 de Septiembre de 2021 02:00 a.m.

El Presidente rindió su informe de gobierno el pasado 1 de septiembre, el tercero de su gestión gubernamental, un mensaje desangelado, como el que rinden casi todos los mandatarios: cargado de ceguera gubernamental, viendo una realidad paralela a la del pueblo.

Circula en redes un video en el cual Ricardo Anaya hace un análisis del contenido informativo de ese informe, el video no tiene desperdicio, destroza las cifras expresadas por el mandatario.

Es momento de preguntarnos por las motivaciones del presidente para ofertar datos y cifras contrastantes con la realidad y visiblemente maquilladas, incluso, como lo dice Anaya, contrarias a las cifras de su mismo gobierno.

Quien escribe el texto del informe que lee el mandatario está disociado de la realidad, no pide datos a las dependencias y escribe desde la ceguera informativa, el problema no es que escriba desde su particular imaginario, lo delicado es que exhibe a su jefe y lo expone al escarnio de la oposición.

“Tengan para que aprendan”, ¿qué hay por aprender?, ¿cuál es la diferencia en su gobierno con los sexenios previos?, ¿por qué seguir en una ruta que destruye al país en economía, política y gobernanza?

Según Anaya, lo informado es simulación, desinformación, falsedad en los datos ofertados. Algo incomprensible considerando que las expectativas generadas por el gobierno son elevadas y la confianza en él aún es alta, de acuerdo con las encuestas.

Son dos las posibles razones del porqué mentir sin pudor por parte de quien escribió el mensaje del Presidente y lo hace quedar como desinformado: a) que escribe sólo para sus cautivos y eso es lo que ellos quieren oír; b) apuesta a que es mayor la difusión del mensaje presidencial y poca la credibilidad de la oposición, por lo que el costo-beneficio es con saldo a favor de la 4T, claro, las posibilidades no son excluyentes entre sí.

Revisando diversas encuestadoras, la coincidencia es que el mandatario conserva una aprobación no vista desde tiempos de Carlos Salinas de Gortari, cuando el otro milagro mexicano.

Según Demoscopia Digital, casa encuestadora, la aprobación del presidente supera los 60 puntos porcentuales. Incluso, frente a los cambios estrepitosos en el gabinete, lejos de recibir desaprobación, la evaluación es aprobatoria.

A pregunta directa: ¿Considera que el presidente hace bien al cambiar a los más cercanos en su gabinete? El 65.63% de quienes respondieron afirman que sí hizo lo correcto.

Quizá esta pregunta explica mejor la aprobación presidencial y por qué a quien le escribe los mensajes, no le importa falsear la información, la pregunta textual fue: ¿Cuál es el principal logro del gobierno de AMLO? Entre las diversas opciones, combatir la corrupción alcanzó el 41.94% de las respuestas, quedando el crecimiento económico con 12.90% de preferencias entre los logros del sexenio.

Aun con su creciente aprobación, es pertinente que el jefe de la 4T evalúe el costo que le generan colaboradores como quien le escribió el mensaje del informe donde lo colocan como desinformado y otros como Manuel Bartlett a quien el 52.63% de los encuestados por Demoscopia Digital estiman debe ser removido; seguido por Delfina Gómez quien acumula el 17.54% de los rechazos de quienes respondieron al cuestionario.

Debe agradecer el autor del mensaje presidencial que a los mexicanos parece importarles muy poco la política y que no prestan interés a los informes políticos. También agradecer que es Anaya quien descalifica el mensaje.

¿Hay algo por aprender del informe presidencial?

OpenA