OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Teletrabajo Por: Manuel Jezzini Martínez Asesoría LegalMiércoles, 13 de Enero de 2021 00:00 a.m.

Con esta contingencia sanitaria provocada por el coronavirus, la mayor parte de las empresas y negocios han tenido que adaptarse para sobrellevar de la mejor manera posible todos los efectos y consecuencias de la pandemia.

Uno de los grandes temas que surgieron al interior de las compañías y las negociaciones fue el tener que seguir operando a distancia, con ello se implementó un modelo que cuando inició la pandemia no era tan conocido, pero que al día de hoy ha alcanzado un gran auge, el "home office" o "teletrabajo".

Ahora bien, el día 11 de enero del presente año se publicó en el Diario Oficial de la Federación una reforma a la Ley Federal del Trabajo con la que se modificó el artículo 311 y se adicionó el Capítulo XII Bis con los artículos 330-A, 330-B, 330-C, 330-D, 330-E, 330-F, 330-G, 330-H, 330-I, 330-J y 330-K.

Siendo esto de trascendental importancia tanto para los empleadores como para los trabajadores, en virtud de que se regula por parte del Estado a través de dicha reforma esta modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo.

La Ley del Trabajo define el teletrabajo como una forma de organización laboral subordinada que consiste en el desempeño de actividades remuneradas, en lugares distintos al establecimiento o establecimientos del patrón, utilizando primordialmente las tecnologías de la información y comunicación, para el contacto y mando entre la persona trabajadora bajo la modalidad de teletrabajo y el patrón.

Es importante mencionar que la misma legislación establece que no será considerado teletrabajo aquel que se realice de forma ocasional o esporádica.

Establece la reforma que las condiciones del teletrabajo deben constar por escrito mediante el contrato laboral respectivo, ya sea individual o colectivo, debiendo conservar un ejemplar tanto el patrón como el trabajador.

Entre las obligaciones con las que cuenta el patrón se encuentran el proporcionar, instalar y encargarse del mantenimiento de los equipos necesarios para el teletrabajo como equipo de cómputo, sillas ergonómicas, impresoras, entre otros; así también el patrón debe asumir los costos derivados del trabajo a través de la modalidad de teletrabajo, incluyendo, en su caso, el pago de servicios de telecomunicación y la parte proporcional de electricidad; de igual manera el patrón debe implementar mecanismos que preserven la seguridad de la información y datos utilizados por las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo. Una cuestión super importante es que el patrón debe respetar el derecho a la desconexión de las personas trabajadoras en la modalidad de teletrabajo al término de la jornada laboral.

Por su lado, los trabajadores que se encuentren en la modalidad de teletrabajo tendrán como obligaciones la guarda y conservación de los equipos, materiales y útiles que reciban del patrón; de igual manera deberán informar con oportunidad sobre los costos pactados para el uso de los servicios de telecomunicaciones y del consumo de electricidad, derivados del teletrabajo; el trabajador deberá obedecer y conducirse con apego a las disposiciones en materia de seguridad y salud en el trabajo establecidas por el patrón; así también el empleado atenderá y utilizará los mecanismos y sistemas operativos para la supervisión de sus actividades, y deberá acatar las políticas y mecanismos de protección de datos utilizados en el desempeño de sus actividades, así como las restricciones sobre su uso y almacenamiento.

Como cuestión relevante, debe señalarse que el cambio de los trabajadores en la modalidad de presencial a teletrabajo deberá ser voluntario y estar establecido por escrito y para el caso de que dicho cambio se dé, las partes tendrán el derecho de reversibilidad a la modalidad presencial, para lo cual se establecerán las condiciones para que se pueda integrar el trabajador a la modalidad de trabajo presencial.

Sin duda alguna, dicha reforma a la Ley Federal del Trabajo es muy significativa, sobre todo en estos tiempos en donde seguimos haciéndole frente a una pandemia la cual ha mandado a "home office" o "teletrabajo" a la gran mayoría de los trabajadores, por lo que se requería una regulación sobre dichos conceptos.

OpenA