icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Teleras y pambazosDomingo, 26 de Marzo de 2017 01:28 a.m.

Cuando el hambre aprieta y el tiempo es poco, una opción es entrarle a las tortas, que las hay para todos gustos y bolsillos. Las más típicas son de pan de telera, ¿telera? Curiosa palabra cuyo origen, algunos aseguran que es contracción de “tres hileras”, por la forma de dichos panes.

Parece convincente, pero este pan se conoce desde hace siglos en España y su geometría no siempre obedece a la ley de las “tres hileras”. Esto justifica una investigación más profunda.

Muy conocida es en México la canción El Barzón, que bien retrata la situación de los campesinos post-revolucionarios. En un fragmento se canta: “Cuando llegué a media tierra/ El arado iba enterrado/ Se enterró hasta la telera/... Se me reventó el barzón, y sigue la yunta andando”.

¡Caray!, ¿qué relación puede tener un pan de telera con el casi extinto arado? Si revisamos el Diccionario de Autoridades (1739), encontramos la definición: “Telera: Pieza de hierro, u otra materia, que a modo de cuña se mete en el arado para asegurar y afirmar la reja, y por semejanza se dice de otras cosas”.

¡Vaya!, nada qué ver con harina. Pero siguiendo la búsqueda, encontramos que telera y voces similares (telero, telerín, telerón, talero) se usan desde muy antiguo para nombrar a diferentes objetos con forma alargada, a manera de tablas o palos; como las teleras de las carretas, que son los barandales. Así las cosas, ya no es descabellado aceptar que telera y sus similares tienen origen en telarium, voz latina que significaba “espadilla” o “a manera de espada”, y que va muy bien con la idea de objetos alargados.

Pero, ¿y el pan? Otra vez nos asomamos al Diccionario de Autoridades (1739) y encontramos otra acepción para telera: “Se llama en Andalucía la Baxa, cierta especie de pan bazo de figura larga y redonda que se amasa para los gañanes en los cortijos”.

¡Vaya!, así que la telera, como pan, ya existía en tierras andaluzas desde el Siglo XVII, y era un pan barato, propio para gañanes, que eran los pastores rústicos que hacían las tareas más humildes. Además vemos que en la definición está la razón del nombre... “de figura larga y redonda”, justo la geometría que encaja en la idea implícita que hay en la voz telera.

La definición antigua de telera dice “especie de pan bazo”, que nos hace recordar los pambazos, otro tipo de torta que se hace con un pan parecido a la telera, pero con características propias y cuya preparación puede variar dependiendo de la región del país. Del origen de este nombre, se ha dicho que proviene de pan bassus. (pan bajo), por ser hecho con harina corriente y que, por barato, lo comían los más pobres. También tengo razones para poner en duda esta propuesta.

Para explicar el origen de “pan bazo”, primero hay que ver lo qué significa “bazo”. Lo encontramos en el diccionario ya referido: “Bazo: Color moreno y que tira a amarillo”. Este adjetivo, viene del latín badius, que designaba a un color que podía ir del amarillo obscuro al amarillo rojizo. De ahí también quedó bayo, color de un caballo. Otra huella de esta voz latina es el nombre de la víscera que por su color oscuro, llamamos bazo.

Entonces “pan bazo”, es “pan obscuro”, ¡vamos!, lo que hoy llamamos “pan integral”. Esto lo aclara con lucidez el que ha sido nuestro diccionario de cabecera para este artículo (1726). “Pan bazo: Se llama el que no es de flor de harina sola, sino de tercera suerte y que tiene el color moreno”.

La influencia andaluza en América fue importante en cantos, costumbres, gastronomía y, desde luego, en vocabulario. No debe extrañarnos que un rasgo más sea ese pan de telera, que lo hay no sólo en México, también se conoce en otros países de América, y es común que sea un pan barato como también lo son los pambazos.

Así, de esta historia ha quedado que hoy, gañanes y no gañanes, cuando el hambre es mucha y el tiempo y dinero pocos, nos deleitamos disfrutando de teleras y pambazos.


OpenA