OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Son los museos lugares seguros? Distrito CulturaLunes, 22 de Febrero de 2021 02:00 a.m.

En los últimos días las restricciones por el Covid-19 se han ido modificando lo que ha permitido aumentar aforos o reaperturar lugares que se mantenían cerrados. 

Y, aunque muchos cierres han generado cuestionamientos y protestas, los museos son uno de los giros que se ha visto muy afectado por los cierres… incluso para muchos, no está justificado que no puedan recibir visitantes durante la contingencia sanitaria por la sencilla razón de que –tristemente– estos no reciben grandes cantidades de visitantes, lo que se traduce en que no hay aglomeraciones. 

En Nuevo León la situación para estos recintos ha sido “favorable” en comparación de otros lugares: aquí han tenido que cerrar algunas semanas, pero han tenido oportunidad de regresar a las operaciones; en este momento pueden abrir de lunes a sábado con un aforo del 50 por ciento de su capacidad.

Caso contrario, en la Ciudad de México los espacios culturales siguen cerrados, pese a que hace unos meses pudieron abrir en semáforo naranja, a la par de restaurantes, gimnasios, iglesias y plazas comerciales. Ahora no podrán regresar a la actividad hasta tener semáforo amarillo, algo que en todo lo que va de la pandemia, no se ha tenido.

Claramente (y con razón) las protestas y pronunciamientos no se han hecho esperar, pues quienes viven y dependen de los museos están pidiendo que se les permita abrir para poder reactivar su economía. 

La situación del Covid-19 ha sido, es y probablemente seguirá siendo unos meses más, algo grave y a considerar antes de decidir salir de casa, sin embargo, el confinamiento nos afectará a todos. Muchas personas han sido muy respetuosas al limitar sus actividades sociales y esa nula interacción física social puede pasar factura. 

Los museos pueden ser una opción segura para salir porque suelen ser espacios amplios, con buena ventilación y en los que se tiene que guardar silencio (lo que permite un uso correcto de cubrebocas en todo momento). 

Aunque suene feo, la situación de los museos en México no se puede comparar con la actividad que tienen este tipo de espacios en otros países, aquí rara vez vemos aglomeraciones de miles de personas esperando ingresar o dentro de sus salas (como se ven en el Louvre o los Museos del Vaticano).

Los museos aquí pueden ser seguros, incluso más que cines y restaurantes; pueden ser ese respiro que se necesita para salir de casa. La cultura es esencial y hay que apoyarla para que no sea una víctima más de esta pandemia. 

OpenA