OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Sobrevivir... Por: Jaime Claudio Pérez García Ruta de ColisiónMiércoles, 27 de Enero de 2021 00:00 a.m.

Admirable fortaleza mostró la democracia estadounidense, al confirmar que las instituciones autónomas e independientes son condición indispensable para librar los desvaríos de una sola persona. En una verdadera democracia se gana o se pierde por un solo voto, y estos deben ser contados por quienes no están compitiendo. 

El dilema no es quitar el derecho a expresarse libremente en las redes sociales, es si se debe aceptar que se digan las mentiras que se dicen, lo que sería como permitir que circule el veneno. Realmente las redes son como un club, tienen el derecho de admitir o expulsar al que quieran. 

Una parte de los humanos tienen una zona gris en su cerebro, la poca o nula capacidad de apreciación del fenómeno artístico, salvo un poco con la música y la moda por ejemplo. Es necesario estimular la capacidad de apreciación del arte y la creatividad, que aunque pudiera parecer poco importante si lo es, pues en arquitectura por ejemplo, está comprobado que los espacios condicionan los comportamientos. Esto no implica un costo excesivo, pues hay más ventajas al abrir la mente a la inventiva y sensibilidad. Hubo épocas en la historia como en la Grecia antigua, la Roma imperial, el Renacimiento europeo o la Bauhaus, en las que el arte tenía más relevancia. Existía un mayor humanismo, el que buena falta nos hace en estos días. El poder del arte tiene que ver con la alegría, con la generosidad y con la convivencia pacífica.               

El 2020 ha sido el año más caluroso desde que se tienen registros, aún con la baja de 7% en la quema de combustibles fósiles que trajo la pandemia, la temperatura global aumentó +1.25 °C, más que en todo el periodo preindustrial (1850-1900) y peligrosamente cerca del límite de +1.5 °C que los científicos consideran como el inicio de una catástrofe irreversible. Sostienen que sin una acción urgente y decidida, el futuro de mucha gente luce negro. Además, los últimos seis años han sido los más calurosos de que se tenga registro, con un notable incremento en el círculo polar ártico y un récord de 29 tormentas tropicales en el océano Atlántico, y otro récord en el nivel de dióxido de carbono en la atmósfera. La menor actividad que trajo la pandemia no redujo gran cosa estos factores. Beneficiar al planeta al principio será costoso y difícil. No será un negocio de pronta recuperación, pero lo sustentable será la norma y no la excepción, aunque nos va a costar más, en tiempo y dinero mudarnos a las energías verdes, pero no hay de otra si realmente queremos salvar al planeta. Las energías renovables crecerán este año un 10%, contra el 7% en 2020, en parte gracias a los apoyos de algunos gobiernos.         

El cancelado proyecto del oleoducto Keystone XL, para llevar crudo de los campos de arenas bituminosas de Canadá hasta las refinerías de la costa del Golfo de México, y que hoy es transportado por tren, es sólo una forma de bajar el costo de transporte. Extraer ese tipo de crudo emite la mayor cantidad de gases de efecto invernadero a la atmósfera. Hoy la pandemia nos hizo conscientes de que somos vulnerables a eventos naturales, y despertó la urgencia de reducir las emisiones de carbón y a luchar contra el cambio climático. El verdadero heroísmo es poner los principios por delante de la fama y la gloria personal, pues la victoria contra los pronósticos siempre es una gran historia. Hay algo encantador, cálido y positivo en  quienes actúan con dignidad, conscientes del deseo de que regrese un cierto sentido de moral. 

OpenA