OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
“Siento que estoy fallando”Por: Susana López Reséndez No es de LocosJueves, 25 de Febrero de 2021 02:00 a.m.

Es urgente redefinir la educación, las matemáticas no les hará sentir más seguros.

La presión en los padres de familia puede ser abrumadora sobre la educación en casa en tiempos de Covid. Desde luego que las clases en línea juegan un papel para “mantener” el ritmo de trabajo y claro, los maestros hacen lo mejor de sí para continuar transmitiendo. Sin embargo, hay mil factores que si bien, ya antes entraban en juego ahora se han potencializado.

Anteriormente, había escrito cómo desde que comenzó la pandemia el impacto en las familias fue inmediato. Padres irritados, gritando, los niños actuando con berrinches, llorando o retrocediendo. La necesidad de educar a los hijos en sus clases escolares con dichas circunstancias extraordinarias termina dejando a más de un padre de familia agotado con una presión intensa.

Sin mencionar, la presión que se ha venido a volcar en mantener un excelente desempeño laboral puesto que la incertidumbre económica está a la orden del día. Una mezcla nada favorable para la salud mental.

La realidad es que se va muchísimo tiempo mediando y negociando (en el mejor de los casos), tratando de que los niños se concentren (sin éxito) y, sin embargo, la carga permanece. La culpa y la presión se acumulan sin muchos resultados ni salidas. Desafortunadamente, la agresión y violencia doméstica se intensifica.

Por favor, padre de familia que me lees, recuerda que tú no eres y no tienes que ser un profesor. Comencemos por quitarnos ideas irreales sobre la educación que definitivamente ahora mismo no se va a aprovechar como normalmente se hubiera esperado.

No se tiene que lograr todo lo que haría un maestro. Lo que sí es posible es hacer lo necesario para ayudar a que tu hijo acceda al aprendizaje que se ha establecido, pero siendo realistas.

Por eso, es urgente redefinir: ¿qué es la educación? Ciertamente los niños no van a aprender mucho en este momento lo que están dejando de percibir es conocimiento, la estructura es lo importante.

Retomando básicos de la educación: aprender a cocinar, lavar ropa, hacerse de responsabilidades, desarrollar empatía para las personas en situación desfavorable, como deshacer un nudo, saber cómo coser un pantalón roto, jugar tomando turnos; todo esto es educativo. Les esperan muchísimos años más sentados en un salón de clases.

Se está llegando a niveles desorbitantes y desbordantes de agotamiento mental y físico, para todos, por igual. Estamos viviendo en un trauma cultural. La propia literatura nos dice que aprender multiplicaciones, geografía ó historia no les hará sentirse protegidos y seguros alrededor de este trauma.

En cambio, una relación estable, llena de cuidados sanos y estructura sí. Priorizar tu propia regulación emocional y estabilidad mental es vital para fomentar la conexión.

Por eso, #noesdelocos concentrarse en lo que sí tenemos y fijarnos en el aquí y el ahora, #noesdelocos aceptar que a veces las cosas nos van mal y lo pasamos mal, es válido reconocerlo y replantearse realistamente qué se puede mejorar, y por último, #noesdelocos tomar una dosis extra de autocompasión, la forma en la que uno gestione las emociones se transmite invariablemente a los hijos.


OpenA