icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Ser íntegroMartes, 9 de Abril de 2019 00:17 a.m.

La integridad personal es sinónimo de honestidad, respeto por sí mismo, responsabilidad, lealtad, firmeza y congruencia. Es una cualidad que refleja entereza moral. Por eso dicen los que saben que las personas íntegras son de una sola pieza, son aquellos en quienes se puede confiar.  

Las personas con integridad buscan que cada área de su vida tenga un alto nivel de compromiso. Asumen la excelencia en su matrimonio, como la tienen en su trabajo y en la relación con sus hijos. Por lo valioso que es para tu crecimiento este tema, quiero compartirte 3 consejos para ser íntegro. 

1. Sé genuino 

Cuando existe una base fuerte y libre de fisuras, es más fácil dar soporte a otras virtudes más complejas. ¿Cómo podrías ser generoso, si no eres honrado en tus tratos con los demás? 

Una persona íntegra no actúa de una manera en el trabajo, de otra manera en casa y de otra manera en la iglesia. Considera que la integridad es la clave para un liderazgo exitoso en los distintos roles que tienes. Serás reconocido un buen amigo, padre-madre, hijo, empleado o jefe, en el momento que seas íntegro. 

El autor C. S. Lewis dijo en uno de sus libros, que una vez que cometemos un error en una ecuación matemática, simplemente no podemos seguir adelante. Decía: “Cuando he comenzado a hacer una suma incorrectamente, cuanto más pronto lo reconozca, me detenga y la vuelva a comenzar, más rápido podré seguir”. No se trata de ignorar que somos imperfectos. Cometeremos errores y muchos, pero mientras más nos conozcamos y más pronto corrijamos nuestro paso, estaremos mas cerca de vivir en integridad. 

2. Sé honesto

La integridad se asocia mucho con ser sincero en todos los sentidos. Cuenta la etimología popular que las esculturas cuando tenían una grieta en ocasiones les colocaban cera para ocultarlo, pintando encima para que no se notara. Tiempo después los buenos compradores se encontraban con ellas y para no ser engañados pedían que fueran probadas por el calor para ver si eran “sin ceras” y era así como gracias al calor podían notar si eran sin ceras o no las obras.

Sé que muchas personas no han podido ver sus mejores días porque no se han sincerado y viven constantemente en incongruencia. Es clave reconocer que la integridad y la mentira no cabrán nunca en un mismo lugar. Para vivir en la abundancia de vida que Dios tiene para nosotros, es importante contar con una mente, una lengua y una conducta que se caracterice por andar en la verdad y no en el engaño o la mentira. 

3. Cumple tus promesas

Las personas de integridad se caracterizan por cumplir su palabra. Si dicen que lo van a hacer, lo hacen. Y si dicen que no están dispuestos a hacer algo, no ceden por ningún motivo. Hay un proverbio biblíco que dice: “La persona que promete un regalo pero nunca lo da, es como las nubes y el viento que no traen lluvia”. 

Es sumamente importante cumplir nuestros compromisos, aún cuando sea incomodo. 

Paga a quienes les debes algo. Gastar más de lo que tienes y estar en deuda por cosas que no puedes pagar, también es falta de integridad. ¿Estás en deuda por cosas que no puedes pagar? Levántate, paga tus deudas y mejora tu relación con tu dinero. ¡Has dicho que harás algo, no tardes más y hazlo!

En fin, la integridad es la virtud que está presente cuando decidimos hacer lo bueno y lo correcto a pesar de las consecuencias. Recuerda que las personas con integridad no tienen nada que ocultar y son más libres. Decide hoy ser íntegro. ¡Si eres íntegro, la gente será íntegra contigo!

“Si renuevas tu manera de pensar, transformarás tu forma de vivir”

OpenA