icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Segunda llamada para ‘El Bronco’, segunda y nomás falta la terceraMiércoles, 14 de Agosto de 2019 01:44 a.m.

Lo malo en el teatro cuando cantan la segunda llamada, es que todos quisiéramos que la tercera llegara en friega. Lo bueno es que con el siguiente aviso, se apagan las luces y comienza lo mero bueno.

Les platico: se cansó de hacer de las suyas y nada le pasa. Ahí es donde preguntamos: ¿Y dónde está el Presidente omnipotente para acordarse de los nuevoleoneses?

1. Se burló de quienes lo eligieron para seis años y no llevaba ni seis meses cuando ya alucinaba con irse a buscar la Presidencia de la República.

2. Finalmente pudo más su ambición personal y abandonó a su suerte a los nuevoleoneses al emprender una ridícula campaña presidencial que puso por los suelos la credibilidad política de quienes vivimos en estas bárbaras tierras del norte.

3. Mató de manera fulminante la marca “independiente”, al resultar durante todos los años de su mandato, el gobernador peor evaluado de todo el país.

4. Prometió meter a la cárcel a los corruptos que le antecedieron y resultó ser más corrupto que ellos. Nos jugó el dedo en la boca con nombramientos como el del procurador Roberto Flores y el del fiscal anticorrupción Ernesto Canales, quienes dieron muestras muy pronto de ser unas fichas bien lisas.

5. Los pocos buenos que había en su gobierno le aventaron el arpa bien pronto, al darse cuenta de la cloaca a donde se habían metido.

6. Despidió a gente profesional de sus puestos, porque se atrevieron a desafiar sus improvisadas decisiones, que lo único que han buscado es preservarlo en el poder a costa de lo que sea.

7. Jugó a su antojo con el delicado tema de la seguridad, al poner como “líder” de ese tema a fantoches como Fasci, que apenas siente la luz del refrigerador de su casa en la cara, se pone a dar una rueda de prensa.

8. Desmanteló las redes de conexión y coordinación del gobierno estatal con los militares, los marinos, los federales y los municipios, para experimentar con modelos alucinados de seguridad, que tienen sumido a Nuevo León como una de las entidades donde el crimen organizado –y también el no tan organizado– ha tomado el control de las calles.

9. Se metió de transportista urbano al comprar mediante prestanombres, cientos de camiones que operan a mansalva en rutas donde los usuarios pagan un servicio caro y deficiente. 

10. Por cierto, alentados por la desfachatez del gobernador para manosear la industria del transporte urbano, distinguidos personajes de la IP local vendieron una parte de sus activos y “matando víbora en viernes” compraron flotillas completas de camiones a extransportistas de abolengo. 

De este tema específico, tengo una serie de artículos esperando turno en la programación de mis publicaciones.

11. Metió a puestos clave del gobierno a puros improvisados y frenó la obra pública cuando el descomunal gasto corriente del que hace gala, le comió el mandado.

12. Contra lo que prometió en su campaña para lograr la gubernatura, durante su gestión ha aumentado la burocracia en un 27% y los gastos de ese rubro se han incrementado en un 72%, lo cual quiere decir que están entrando puros gargantones, al menos en cuanto a lo que ganan se refiere.

13. No hizo nada para frenar el apetito voraz y feroz de los líderes sindicales de burócratas estatales, a quienes les importa un bledo la “velocidad” tortuga y la ineficiencia con que atienden a cientos de miles de usuarios en las oficinas de gobierno.

14. Favoreció a su suegra y a otros parientes al ordenar que se les aumentaran sus sueldos para que pocos días después, tales familiares fueran indemnizados con sumas hasta cinco veces mayores a los que por ley les correspondía.

15. Compró un dron de $57 millones de pesos, que según expertos en seguridad afirman que no vale ni $5 millones y tiene más de medio año embodegado tal cual lo compraron. Perdón, sí le metieron mano: el logo de Fuerza Civil pegado en sus costados.

16. Y lo que lo tiene ahora en capilla: desvió dinero del erario y personal de alto y medio rango de su gobierno para operar su fracasada campaña presidencial.

17. Ahora lo que resta es que los diputados locales –quienes en teoría representan al electorado nuevoleonés– se pongan las pilas y le den pa’fuera al peor gobernador en la historia de Nuevo León y, seguramente, de México entero.

Cínico como es, se burla de este intento y de todos los que ha habido en su mandato por mandarlo a pelar papas a su rancho de Galeana.

CAJÓN DE SASTRE

“Señores diputados, ya es hora. Por todo esto y mucho más, “El Bronco” debe irse. Entonces, que venga la tercera llamada, que venga”, dice la irreverente y claridosa de mi Gaby.

placido.garza@gmail.com

OpenA