icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Sé tu propio imán de la suerte Por: Claudia Cantú Semillas para el almaLunes, 17 de Agosto de 2020 00:00 a.m.

Nuestro cuerpo es energía, tiene su propia carga eléctrica y magnética, la cual, bien manejada, lo convierte en una herramienta de manifestación muy poderosa.

Puedes manifestar el trabajo de tus sueños, salud, amor, éxito y todo lo maravilloso de este mundo, pero... también puedes jalar hacia ti todo lo negativo. Esto ocurre según la vibración que irradies.

Tus pensamientos son la carga eléctrica, mientras que tus sentimientos, la magnética. Es decir, con la fuerza de tu corazón atraes lo que piensas y lo que modelas con la mente. Interesante, ¿no?.

Como este tema está muy de moda, porque se han descubierto hechos maravillosos, en cuanto a las áreas física, mental y emocional de una persona, hay muchos ponentes que atraen a sus seguidores con nuevas investigaciones, entre ellos Dr. Joe Dispenza, Gregg Braden, Bruce Lipton, Vishen Lakhiani e, incluso, hasta el mismo Deepak Chopra, más conocido por sus temas espirituales que él relaciona con la medicina, pues no hay que olvidar que es médico de profesión.

La pregunta del millón: ¿Cómo se hace esto?. Y algunos más cuestionarán: ¿A poco puedo hacerme millonario o sanar de una grave enfermedad sólo con mi mente y mi corazón?. La primera respuesta en seguida te la explico, pero la segunda no puedo dártela, porque no soy científica ni investigadora, lo que te puedo decir es que he visto a personas manifestar salud plena, después de ser desahuciados, y a otros levantar negocios exitosos de la nada.

¿Funciona?, yo creo que depende de cuánto confíes en ti mismo para lograr tu objetivo y de lo seguro que estés de lo que en verdad quieres, porque hay mucha gente que no sabe lo que desea... para empezar.

Aquí te contesto, en base a lo que he estudiado, que además me apasiona, y a mi experiencia el "cómo se hace esto".

1. Primero que nada coloca en tu mente lo que quieres atraer a tu vida. El cielo es el límite: trabajo, dinero, amor, salud, qué se yo.

2. Observa tu corazón, pon adentro de éste un sentimiento que te mueva, que ejerza una vibración fuera de serie en tu cuerpo, por ejemplo, amor, alegría, esperanza o agradecimiento, entre otros.

3. Visualiza tu deseo como si ya lo hubieras obtenido. Hazlo de la manera más elevada y vívida posible.

4. Ten claro en tu mente tu objetivo, mientras que tu corazón vibra con el sentimiento elevado que hayas decidido. Yo te sugiero agradecimiento, que es muy potente y magnético.

5. Percibe cómo tu corazón y tu mente vibran al unísono y suelta tu deseo al universo, luego agradece con todo tu ser.

Puedes hacer este ejercicio por la mañana y por la noche. El secreto es realizarlo con fe en ti mismo, en el universo, dejar de controlar, fluir, no poner plazos temporales y dedicarte a vibrar en modo positivo.

OpenA