OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
SarcasmosPor: Guillermo Fábrer BuhederaViernes, 12 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

La mejor manera de predecir el futuro es crearlo.

DINERO FALSO

Demagog: “El mundo entero se sume en confusión y conflicto, porque en esta presente hipnosis mundial se quiere ignorar completamente un factor totalmente destructivo de relaciones internacionales RACIONALES: no existe, en el mundo hoy, DINERO REAL. O sea, hay un elefante en la sala, pero ¡nadie lo quiere ver! Ni una palabra verás mencionada en los medios, de que el dinero que usa la humanidad entera hoy, no es dinero, sino diversas SIMULACIONES DE DINERO. Todo es –¡bla bla bla! No verás una palabra respecto al hecho de que el dinero que hoy usa el mundo es artificial, ficticio y falso. Y que la consecuencia es la desaparición de relaciones armónicas entre países, y en su lugar, el conflicto permanente”.

Bloomberg lo dice: “La cantidad de dinero en la economía de EU es un 25% más alta que a principios de 2020, eclipsando cualquier ritmo de crecimiento monetario desde que se estableció la Reserva Federal”. 

TRUMP Y SU DESTINO

Demagog: “El mártir Trump no se va a ir tranquilamente a casa, a rescatar sus negocios, que están maltrechos. Pensar así, es no tomar en cuenta el carácter de mister Trump. El ‘martirio’ de Trump ha sido un regalo que le han hecho sus enemigos. Tras su impeachment que le arrebatará el título de presidente de EUA, Trump no se irá a casa. Trump va a declararse presidente electo de EUA, a quien se le arrebató fraudulentamente la presidencia que le correspondía. En seguida llamará a Washington a todos los que puedan venir, para protegerlo como Presidente, bien armados, y llamará a tomar las armas, a todos aquellos que votaron por él, en todo EUA. Cientos de miles irán a Washington, no para invadir el Capitolio, sino bien armados, para defender lo que Trump calificará 

como el auténtico gobierno electo de EUA. Invitará a todos los soldados y oficiales leales al ‘verdadero Presidente de EUA’ a tomar las armas para protegerlo en Washington, junto con los cientos de miles de americanos armados, que se presentarán acudiendo a su llamado. EUA entero va a entrar en la convulsión de una GUERRA CIVIL. Se inicia así una GUERRA CIVIL en EUA, cuyo resultado, de triunfar Trump, será la aniquilación de los líderes –en todas esferas, incluyendo las financieras– que tomaron parte demócrata en la elección pasada. Sus enemigos no han tomado en cuenta el carácter de Mr. Trump. ¡Grave error!”

Así ha sido, efectivamente, aunque de forma solapada, no abierta. La situación en EUA (y del mundo entero, la verdad, en especial nosotros los mexicanos) se complica.

REVOLUCIÓN VS REBELIÓN

La primera revolución de Estados Unidos está sucediendo ahora, columna escrita por Paul Craig Roberts (bit.ly/2OFwse5): “Hay una diferencia entre rebelión y revolución. Una rebelión es lo que ocurrió en las 13 colonias a fines del Siglo XVIII. Una revolución es lo que ocurrió en Rusia en 1917. Se produjo una rebelión en las colonias, porque los súbditos del rey en las colonias eran tratados constitucionalmente y en la ley de manera diferente a los súbditos del rey en Inglaterra. Los colonos no tenían representación en el Parlamento ni voz en cómo se gobernaban. La rebelión resultó en la independencia política, pero no en un cambio en el sistema de creencias. Los colonos creían en el Estado de Derecho ante el cual el gobierno es responsable y en los principios legales de Blackstone (1723-1780). Los principios legales y políticos por los que los ingleses habían luchado desde la Carta Magna hasta la Revolución Gloriosa de 1688, que estableció el poder del pueblo para gobernarse a sí mismo a través de representantes en el Parlamento, fueron consagrados en la Constitución. Estados Unidos es la Constitución. Si la Constitución se deja de lado y no se sigue, Estados Unidos es una entidad diferente. Para Estados Unidos, romper con la Constitución es un acto revolucionario en comparación con la rebelión del Siglo XVIII que exigía un trato igual 

para los colonos ingleses”.

OpenA