icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Santas reflexiones, Notre DameJueves, 18 de Abril de 2019 01:19 a.m.

Con tristeza el mundo ha visto la transmisión de un impactante siniestro en la Catedral de Notre Dame en la ciudad Luz, de este hecho han circulado cantidad de versiones e información por medios de comunicación, así como en redes sociales.

Se traen diversas versiones sobre la causa que origina el percance de esta joya de arquitectura, que se encontraba en un proceso de remodelación y que gracias a esta actividad una buena parte de las obras de arte se habían retirado y, por tanto, están a salvo.

Una de las versiones más cercanas a la realidad es que mientras se realizaban las obras hubo un chispazo que provocó el incendio, causando daños en la parte superior de la mencionada emblemática catedral, una de las más famosas, conocidas y visitadas del mundo, que ha resistido el transcurso de muchos años y circunstancias de la geopolítica y hoy está afectada.

A los hechos, en el caso de que efectivamente se trate del chispazo como causa de origen del fuego, obliga al análisis de si las personas que laboran en la obra están debidamente capacitadas y con esta pregunta me quiero referir a generar un entorno seguro, ya que se debió prever un posible siniestro y la forma y medidas de control, de manera que mientras algunos obreros realizan la soldadura, otros debían estar presentes y con las herramientas adecuadas para dar respuesta inmediata a un posible flamazo, posibilidad siempre presente cuando se trabaja soldadura cerca de otros materiales flamables. Es decir, se debió contar con agentes extintores en la misma obra.

De la magnitud y la oportuna respuesta de los Bomberos franceses, se hace lo que se puede, ya que como es conocido, el lugar donde se encuentra no es de fácil y rápido acceso para los matafuegos.

Otras versiones atribuyen el hecho a profecías de hace más de 500 años que luego se acomodan al caso particular.

El siniestro en Francia debe constituir aprendizaje para el mundo –y particularmente los invito a pensar en nuestra comunidad–, sirva pues para que los constructores y todas aquellas personas que construyan o remodelen edificios realicen toda la hoja de ruta, calculando los posibles escenarios que pudieran afectar sus inversiones y trabajos, así como responsabilidades.

Así como se calculan los costos de materiales, también se debe tener presente cómo resolver las posibles contingencias; para ello, se recomienda buscar la asesoría profesional de los expertos. Al respecto me permito sugerir que se consulte a Bomberos Nuevo León, que tiene un departamento de Ingeniería y que perfectamente pueden apoyar profesionalmente a generar las medidas de prevención y la forma de resolver eventualidades. Si eso ocurrió en una ciudad con más de 100 estaciones de Bomberos, ¿qué podría suceder en ciudades como la nuestra, donde las autoridades del gobierno del estado y municipales se resisten a apoyar al H. Cuerpo de Bomberos de Nuevo León?

Haré una recomendación  a todo aquel que no tome sus providencias , no le pida a Dios que le arregle sus siniestros, él estará  ocupado buscando La Paz del mundo.

OpenA