OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Sambucus nigra Por: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 25 de Enero de 2021 02:00 a.m.

El saúco (Sambucus nigra) es un árbol o arbusto frondoso de origen europeo, asiático y africano. El nombre de Sambucus proviene del griego sambuke, que significa flauta musical ya que con sus retoños se fabricaban antiguamente dichos instrumentos.

En inglés se le conoce como Elder, proveniente del anglosajón que significa atizar, en alusión a que sus tallos huecos son especialmente adecuados para prender fuego. El saúco fue muy venerado, desde el punto de vista medicinal, por los campesinos europeos quienes la conocían como ´la medicina de los pulmones de los campesinos´ debido a las virtudes que ejercían sobre el sistema respiratorio.

Actualmente la ESCOP (Cooperativa Científica Europea de Fitoterapia) y la Agencia Europea del Medicamento (EMA) consideran la flor del saúco como una droga de uso tradicional para el tratamiento de los síntomas del resfriado común.

Del saúco destacan fundamentalmente sus cualidades antimicrobianas en el abordaje de procesos virales que afectan el aparato respiratorio. Pero también son importantes sus virtudes diuréticas, antiinflamatorias, antitusígenas, antivirales y febrífugas.

Las flores se emplean en forma de infusión en casos de gripe, sinusitis, asma infantil, conjuntivitis, como sudorífico y en resfriados, administrándose tres o más tazas diarias. El extracto de saúco resulta también efectivo frente a bacterias infectantes del tracto respiratorio superior y frente al virus de la influenza.

Estudios clínicos controlados han demostrado la efectividad del extracto de las flores del saúco contra gérmenes como el Streptococcus spp especialmente y bacterias como Branhamella catarrhalis. A su vez se ha demostrado que inhibe la propagación de los virus de la influenza humanos. En síntesis, una vez más se confirma la posibilidad del empleo del sauco para el alivio de síntomas respiratorios vinculados a infecciones bacterianas y virales humanas.

El saúco es una excelente opción para tomar de manera preventiva o correctiva en esta época de frío, en la cual las afecciones del aparato respiratorio son más elevadas. Otras plantas que también favorecerán nuestros pulmones son el eucalipto, la menta y el gordolobo.

Realizar una infusión combinando estas cuatro plantas resulta una óptima elección si queremos mantener nuestro cuerpo y nuestros pulmones fuertes durante el invierno. El eucalipto tiene un poder antioxidante, antimicrobiano e inhibe la irritación bronquial.

El gordolobo actúa como antibacterial, expectorante y es también contrairritante, enfocándose específicamente en el sistema respiratorio. La menta, además de tener un sabor delicioso, es bien conocida por sus propiedades antivirales, antimicrobianas y por ser un descongestionante nasal. 

OpenA