OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Saber que no sabemos Por: Javier Gutiérrez El momento presenteMartes, 23 de Febrero de 2021 02:00 a.m.

La vida es un libro que se está escribiendo y cada situación favorable, desfavorable o neutra, es una lección para aprender el arte de vivir.

La vida es un reto para todos, para algunas personas, grupos o países, este reto es mayor que para otros, pero invariablemente a través del diario vivir, todos, sin excepción, encontraremos escollos, algunos contratiempos nos sacudirán un poco.

Otros nos sacarán de balance un momento para detenernos y continuar con nuestra vida pero otros obstáculos nos harán caer, el golpe dolerá, tal vez el impacto sea tan significativo que tendremos que quedarnos en el suelo un tiempo, sin poder recuperarnos, pero tarde o temprano, debemos levantarnos y continuar con nuestro sendero.

Uno de mis queridos maestros, Fernando Álvarez de Torrijos, lo menciona frecuentemente: "la vida es bella pero no es fácil". Por lo que debemos prepararnos para saber disfrutarla cuando nos favorezca y para saber sobreponernos a sus retos cuando nos sacudan.

Y una de las trampas más comunes en las que nos vemos involucrados, es creer que ya lo sabemos, que por el sólo hecho de ser seres humanos pensantes y conscientes de sí mismos, ya estamos dotados de la capacidad de disfrutar y de enfrentar las adversidades, y esto es así, pero sólo de una forma muy pero muy limitada.

Veamos primero la parte favorable, de manera convencional, es común que disfrutemos los estímulos agradables, pero ¿en qué porcentaje lo hacemos?. Por ejemplo, podemos disfrutar una comida que nos gusta, si, pero ¿cómo comemos?.

Acaso lo hacemos totalmente concentrados en los colores, aromas, texturas, sabores de dicho alimento, masticando meticulosamente o lo ingerimos viendo el celular, viendo las noticias, conversando con nuestros amigos o pareja, o con tanta prisa por hacer lo que sigue que nuestra mente no deja de pensar en esos pendientes alejándonos de la experiencia de nuestra comida.

Ahora veamos la parte desfavorable. Todos enfrentamos problemas o adversidades, podemos o no resolverlos, ese no es el punto en mi comentario, mi comentario va hacia la pregunta: ¿Qué tanto nos raspamos, mentalmente hablando, con esos problemas?.

¿Siendo sinceros con nosotros mismos podríamos decir que de cada adversidad hemos aprendido de ella? Si esto es así, y nos hemos resentido por un comentario adverso o una burla hacia nosotros, habríamos aprendido que tanto el resentimiento como la ofensa ante una burla, son historias mentales inútiles y no volveríamos a generarlas ante un nuevo evento de la misma índole.

¿Estamos listos para mantenernos emocionalmente ecuánimes ante el siguiente comentario adverso?,

saber que no sabemos y por supuesto aceptarlo, es el primer paso para un inagotable y apasionante crecimiento interior y exterior durante toda la vida.

Hasta el siguiente momento presente

OpenA