icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Sábado, DomingoMiércoles, 15 de Mayo de 2019 04:00 a.m.

Un suceso misterioso ocurre un sábado entre dos muchachos y una camarera. Luego, muchos años después un domingo, el mismo suceso oscuro vuelve a la memoria de los personajes en un evento donde predominan máscaras y disfraces. La idea de saber qué fue lo que pasó es el hilo conductor de Sábado, domingo, la más reciente novela del escritor español Ray Lóriga, también reconocido como guionista y director de cine.

Cambiar de opinión — dice el personaje principal — está escrito con mayúsculas en el catálogo de las libertades. Esa característica de los jóvenes que les define en la toma de decisiones, la volubilidad, se vuelve en la historia un detonante para que aparezcan por todos los ángulos, enigmas sobre lo que pasó ese sábado de verano en Madrid.

En una primera voz, los jóvenes viven un día común y corriente; les acontece lo normal: pensar en chicas, beber, asistir a fiestas. Luego, en otro apartado surge una segunda voz, del mismo personaje, ahora ya con más años y una vida hecha en la que al parecer nunca dejó de lado ese secreto acontecido en su juventud. Muchos años después, ese notable domingo, por fin se podrá revelar la verdad.

La novela Sábado, domingo además de contar con esa incógnita por saber qué es eso que pasó que involucra un arma, sangre y silencio; también narra con mucha soltura y maestría esas emociones que sólo un chico de diecisiete años pudiera sentir, y esos desconciertos que sólo un adulto puede padecer.

¿Quién no ha tenido la sensación de que en su pasado se ha quedado algo sin resolver? Lóriga explora esas posibilidades de búsqueda pero sin hacerlo turbulento, sino más bien, como sacudir un poco los fantasmas para reconstruir lo que nos hace ser como somos.

Además Lóriga nos comparte con este juego de voces, la escena retrospectiva, los acercamientos, el carrete entero de una historia envuelta en ansiedades e inquietudes. Nos parecerá como lectores, estar en el fluir de escenas que nos presagian llegar a un final muy inesperado.

Por la novela circulan detalles de la cultura popular que le dan esa atmósfera cinematográfica y que nos hace avanzar en la lectura; la mención de Rafaella Carrá, o Niki Lauda, José Luis Rodríguez “El Puma”, el grupo The Motels, Gatubela, Batman… lugares, tipos de autos, de ropa de la época. Toda la ambientación de la novela es dinámica y a modo de la época de cada personaje.

Para finalizar, Lóriga cierra la historia en la Ciudad de México. Todo el escenario madrileño se deja atrás y México resulta el punto de cierre de una ficción que nos arroja el tema de los sentimientos de culpa y la incapacidad de olvidar cuando creemos que hay asuntos sin resolver en nuestra vida.

Las novelas de Ray Lóriga han sido traducidas a quince idiomas. Su novela Rendición obtuvo el Premio Alfaguara de Novela 2017 que tuvo como miembro del jurado a Elena Poniatowska. Como guionista ha colaborado con Pedro Almódovar y Carlos Saura.

OpenA