icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Risas (Audibles) Bajo el Agua Por: Diego DíazLunes, 21 de Octubre de 2019 08:04 p.m.

47 Meters Down: Uncaged (Terror a 47 Metros: El Segundo Ataque) es una excelente comedia. El problema es que la película no se considera una comedia.

Cuando Mia (Sophie Nélisse) y Sasha (Corinne Foxx), se enteran, por Grant (John Corbett) padre (y padrastro) de las chicas, que existe un túnel a una antigua ciudad "maya" (que parece todo menos maya) bajo el agua, deciden aventurarse, junto con dos amigas, en él. Pero la diversión pronto se convierte en pesadilla cuando son perseguidas por el dibujo de un tiburón en "3D".

Los efectos, en especial las animaciones, son lo más espantoso de este filme. Nada se sentía real ni tangible. La cinematografía constantemente hacía difícil ver lo que hay en pantalla. Especialmente con los repetitivos y poco inspirados colores. Solo recuerdo una escena que fue efectiva en su intención de crear suspenso y terror. Es como si toda la película existiera solo por o para esa escena. Pero un minuto bueno no es suficiente para justificar 98 minutos de absolutamente nada interesante o innovador.

La iluminación era un distractor muy grande. Todo es obscuro e iluminado por los actores con linternas. Pero hubo una pésima dirección y los actores constantemente apuntan sus linternas directamente al lente de la cámara y no te dejan ver absolutamente nada. Haciendo está iluminación completamente inútil. Es peor cuando en las escenas "violentas", donde era casi imposible descifrar lo que estaba en pantalla. Estaba editado como un tráiler muy extenso.

Los efectos de sonido y la mezcla de sonido eran atroces. La cinta está llena de sonidos que no parecen concordar con el hecho de que están bajo el agua; de hecho, parecen ignorarlo. Los personajes se comunican y se escuchan perfectamente al bucear. Parecen aludir a que hay un intercomunicador en los trajes de buceo, pero nunca queda claro.

Los personajes son vacíos estereotipos, para evitar tener que desarrollarlos, cosa que ayuda a que haya escenas absolutamente cómicas. Como cuando Grant da un discurso "motivacional", para unos segundos después ser devorado por uno de los tiburones – como Samuel L. Jackson en Alerta en lo Profundo. Y juro que las escenas finales están inspiradas en buscando a Nemo.

Uno de los principales problemas con largometrajes como este es que intentan hacer algo que ya se ha hecho antes, y mejor, en vez de traer propuestas cada vez más interesantes. Por el contrario, cada vez inventan razones más ridículas que hacen imposible tomarse la película en serio.

Si esperas una entretenida función, llena de morbo, acción y terror, con tiburones devorando gente, vas a terminar muy decepcionado. Pero si tienes ganas de ver algo accidentalmente cómico la disfrutaras bastante. 3/10.

OpenA