OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Ríe ´sin motivo´ Por: Javier Gutiérrez El momento presenteMartes, 15 de Diciembre de 2020 00:00 a.m.

La vida es un proceso complejo que nos lleva a dejar de sorprendernos de todas sus maravillas.

En muchas ocasiones nos dejamos llevar por la vorágine del caos que impera en la vida, y sí, la vida es compleja y caótica, pero también es apasionadamente bella y divertida.

De hecho, en la religión hindú al mundo le llaman "Lila" que significa juego. Ellos dicen que esta manifestación es una ilusión llamada "maya" que representa el "juego de Dios" ... pues que "jueguito" pensaremos algunos, sobre todo cuando vivimos en medio de la violencia, la enfermedad, la contaminación y demás calamidades. Sin embargo, más allá de dichas adversidades y aún más, en medio de esas adversidades, tal vez, podríamos encontrar la esencia de ese juego.

Al decir juego se refiere a que todo termina tarde o temprano, como lo sabemos en cualquier juego, de naipes, de futbol, de video, para que estos tengan sabor, necesitamos el reto y la adversidad, cuántas veces no hemos explotado en enojo cuando el contrario a nuestro equipo mete un gol, o cuando la máquina nos gana en el videojuego, o cuando nuestro contrincante tiene una jugada de cartas mejor que la nuestra.

¿Deja de ser un juego porque nos enojamos o perdemos?. Por supuesto que no, ¿queremos volver a jugar?. Por supuesto que sí. Y cuando perdemos, una vez que el juego termina, nos puede durar algunas horas el enfado y este va perdiendo fuerza hasta que se disuelve. 

Así mismo sucede con esta manifestación, pasajera, apasionante y en ella muchas veces hay una buena dosis de malestar, pero juego cósmico al fin. De tal forma, que en la medida que nos sea posible, tratemos de ver el lado divertido de la vida, tratemos de reír y sonreír lo más posible. 

Está demostrado que reír sana, cuando reímos liberamos oxitocina, que es una endorfina cerebral que da sensación de placer y relajación, cuando sonreímos fortalecemos vínculos, y está demostrado que reír ayuda a reducir los trastornos cardiovasculares.

Sí, lo sé, a veces es difícil, muy difícil reír, pero podemos intentarlo, de hecho, en una ocasión se hizo un estudio con personas que trabajan como audiencia en programas cómicos de televisión, esto es, personas que les pagan por reírse, y se demostró que estas personas enfermaban menos que el promedio, lo cual podría ser un motivo suficiente para buscar ver el lado divertido de la vida.

Y ¿cómo lograr este estado de ánimo más positivo?, conectándote con el momento presente, si no nos dejamos llevar por la mente que es experta en hacer novelas de los eventos desagradables del pasado o que es especialista en hacer escenarios catastróficos ante probables eventos futuros, encontraríamos que la vida tal y como es, nos presenta infinidad de momentos para reír y poder disfrutarla.

Hasta el siguiente momento presente.

OpenA