icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Reto 21Sábado, 25 de Mayo de 2019 00:02 a.m.

Hagamos una dinámica de introducción, imagina que estas en la sala de tu casa y mágicamente aparece ante ti la lámpara de Aladino, pero no solo eso, viene con el genio. Sí, ese que concede deseos, si no ¿qué chiste, no creen?. Pues bien, frotas la lámpara y se descomprime el genio, se presenta ante ti, te llama amo y  toda la ceremoniosa presentación,  lo más importante es que te va a conceder un deseo, sin embargo este genio ya viene precargado y solo concede: respeto o amor, ¿qué eliges?.

Esta pregunta se le hizo hace algunos años en una conferencia y curiosamente los hombres presentes contestaron respeto. Podrás adivinar ¿qué eligieron las mujeres? Amor. Ambas opciones son muy importantes para el ser humano, pero es curioso que la jerarquía que cada género elige sea diferente. 

Sin embargo, fíjate muy bien estimado lector, como todo tiene un principio ancestral y casi te puedo decir que viene predeterminado por miles y miles de años de evolución. ¿Qué es el respeto? La palabra proviene del latín respectus, que traduce ‘atención’, ‘consideración’, y originalmente significaba ‘mirar de nuevo’, si nos vamos a un sentido más moral es fundamental para lograr una armoniosa interacción social. Si pensamos en los primeros hombres podemos imaginarnos a esos cazadores que se enfrentaban a mortíferas bestias para obtener el derecho a comer y sobrevivir, aquel que fuera capaz de lograrlo era considerado, respetado incluso se le daba un puesto de superioridad. Y el amor es un sentimiento moral, pues nos induce a actuar bien en nuestra vida y con las personas que amamos. Además, nos lleva a tener una vida plena de paz, tranquilidad y alegría, y, en consecuencia, de bienestar con nosotros mismos. En lo personal también me refiere a esas mujeres fuertes de antaño que proveían de estabilidad y cuidados los hogares. Lo cual era logrado al sentirse protegida, cuidada y amada por su familia o tribu, porque sabían que si se perdía a las mujeres se acababa todo.

Por cuestiones culturales, sociales, económicas, ideológicas, filosóficas, cada uno de estos hombres y mujeres fueron tomando partidos y acciones diferentes. Ojo, no lo critico, lo comento porque es real, pero a mi parecer en nuestro DNA o código genético seguimos inclinándonos al amor o al respeto según nuestro origen.

¿A qué viene todo esto? En terapia de pareja este viene siendo el problema central de comunicación, no entender que es lo prioritario para lograr una comunicación eficaz, entre líneas se lee “no me siento valorado o respetado” frente al “me siento vulnerable y poco amada”. Hemos platicado muchas veces sobre los diferentes lenguajes del amor, aquella acción o palabra que decimos o hacemos con nuestras parejas asumiendo que el otro lo verá de misma manera que yo. Tristemente y en la mayoría de los casos no es así y surgen interminables suposiciones y malos entendidos que terminan ahogando la felicidad y el compromiso con los cuales se iniciaron.

La propuesta de este artículo es hacerte la pregunta inicial,  hacerla a tu pareja, pero al mismo tiempo trazar un plan en complicidad para que su relación se fortalezca; les lanzo el siguiente reto de 21 días, en estos vas reconocerle, evidenciar, hacer notar, aplaudir a tu pareja acciones relacionadas a esto dos rubros hombres demuestren “amor” a sus parejas, no me refiero a la cama, es preguntarle que es sentirse amada a su esposa, que acciones le hacen sentirse protegida, segura, valorada, pregunten no asuman. Mujeres acciones y detalles que hagan sentir a sus hombres respetados, tomar en cuenta su opinión, preguntarle sugerencias ante un proyecto, darle lugar a su manera de resolver conflictos. Para ambos, por 21 días no criticar, no burlas, no “retroalimentación positiva”, no hablar mal de él o ella con otros. Ya que la hacerlo seguimos enfocándonos solo en las cosas malas. Y no vamos a dar espacio a percibir las cosas buenas, y si tu pareja es muy complejo, bueno reconócele una aunque sea la misma todos los días, incluso así el reto funciona ya lo verás.


OpenA