OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Rescatando a MamáSábado, 9 de Noviembre de 2019 01:06 a.m.

Cuando hablamos de las necesidades de una mamá, tendríamos que identificar en qué etapa de mamá se está. Si es una mamá de bebés que no quieren dormir su siesta, si es mamá de niños pequeños o en edad escolar que se rehúsan a hacer la tarea, mamá de adolescentes que no quieren reportarse o pelean por llegar más tarde a la casa. Incluso tendríamos que verificar el ambiente  que la rodea, si es mamá de tiempo completo, si es mamá trabajadora, si es mamá soltera o mamá casada. 

Todo esto viendo a mamá como una hacedora de cosas, pero por el otro lado, también las mamás enfrentamos retos y dificultades muy íntimas, fuera de la creencia popular, mamá también se enferma, puede enfrentar problemas de salud y para algunas hay días en los cuales ellas simplemente no sabemos qué hacer, hay mamás que no tienen la fuerza para hacer lo que debe de hacer. Se sienten estresadas, obligadas a ir y cumplir con todo. Todas la mamás tienen días en los cuales sólo se siente débiles e ineficaces, días en que la maternidad es muy, muy difícil.

Estamos tan acostumbrados a ver a las mamás como seres verdaderamente anti todo, la capacidad que te da la maternidad para poder volverte una ´todóloga´ en toda la extensión de la palabra es verdaderamente milagrosa, pero queridas compañeras: también nos cansamos, y mucho por cierto. Es por esto que el día de hoy te quiero compartir los siguientes tips, para aprender a usar la siguiente palabra que quizás te haga roña: "DELEGAR" , así como lo lees, aprender a soltar.

Pedir ayuda

Ya sé que parece obvio y quizás algunas ya lo hacen, pero cuantas de nosotros somos demasiado orgullosas que no lo hacemos hasta que tenemos el agua hasta el cuello.  ¿Qué necesidad? , y es que estamos tan acostumbradas a que si no nos estiramos lo más posible, al límite de nuestras fuerzas , la voz interior nos reclama "no eres buena madre". 

Pues me rebelo, no, no y no, uno solo no puede hacer todo, además de ser pesado corremos el riesgo de que no salgan las cosas. Nadie está hablando de que otro haga tu trabajo pero si se ocupa ayuda, si tu estás con algunos de los hijos, quizá papá puede irse con los otros al parque, les aseguro que explicar la ley de los signos de matemáticas a un preadolescente es mucho más sencillo sin las canciones de "la guardia del león" de fondo.

Deja de hacer cosas (suelta)

Deja de limpiar, lavar la ropa, de cocinar... No estoy diciendo que dejes de hacerlo para siempre, pero no podemos hacerlo todo. Si un día no se barre la calle, NO PASA NADA; si no da tiempo a darle "polish" a la sala, NO PASA NADA; no se va a morir nadie porque hayan un par de pelusas en el pasillo, si les tomas cariño, les pones nombre y "pa dentro"(vean  Toy Story 4). Si tu cuñada te dice: ´´Hice ensalada de pollo, ¿te mando?, ¡Vénganos tu reino¡, ya no cocinaste!

Marcar los tiempos

El más difícil de todo en lo personal, cabe recalcar que funciona mejor con hijos un poco más grandes, donde ya puedan leer un reloj, para hacer algo como lo siguiente: ´´Me voy a descansar un ratito, una hora, pueden jugar en su cuarto, o ver la tele (si lo consideras opción)y después ...., lo que se te ocurra. También aplícalo los fines de semana, ya que con los hijos parece que es una guerra levantarse temprano durante la semana , pero el fin de semana al contrario.

Mamás, recuerden que para que nos cuiden hay que cuidarnos también nosotras, empieza a respetarte, a cuidar tu salud, hacer ejercicio y comer sano, no es sólo por cuestión de estética, es por salud.

Si alguien que no sea mamá está leyendo esta columna, pero conoces a una, apóyala, hazte presente, dile que cuenta contigo, las mamás somos finitas, nos acabamos de repente muy rápido, si quieres a una mamá cuídala y dale la oportunidad de cuidarse. Sé que es mucho lo que las mamás resolvemos pero una mano extra nunca está de más.

OpenA