OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Reforma electoral morena Por: Óscar Tamez Política e HistoriaViernes, 20 de Agosto de 2021 02:00 a.m.

La fracción legislativa de Morena en el Senado presenta su iniciativa de reforma constitucional en materia político-electoral. Contiene dulces para los ciudadanos al plantear la extinción de los senadores de representación proporcional y disminución en 100 a las diputaciones por esta figura. Es un retroceso a la democracia.

Es una reforma lejana al perfeccionamiento del sistema político mexicano. Buscan asumir el control político del INE y por consiguiente de las elecciones en el país, con ello, la hegemonía de la democracia en México.

De transitar la reforma estaríamos oscureciendo la democracia, permitiendo que desde la mayoría con la cual cuenta Morena, instale en el organismo electoral a afines tal como lo ha llevado a cabo en otras instituciones sin el menor disimulo o estupor.

Además de contener imprecisiones de lenguaje técnico, es retrógrada a la democracia, si bien es cierta su fundamentación en algunos aspectos como el financiero, la solución no está en recortar personas, sino en eficientar recursos, bajar costos, acotar salarios y otras formas de eficiencia presupuestal basadas en la gestión administrativa.

Son muchos y variados los temas propuestos, algunos de ellos, simples distractores para no centrar el debate en lo medular. Otros provocarán discusión y por supuesto polémica chaira Vs. fifí, es el caso de la representación proporcional.  

Aclaremos, equivocan las fechas de cuando inició la representación proporcional en el Poder Legislativo mexicano, esta figura comienza en la reforma de 1963 y no en los 80. En el desconocimiento de la teoría política, asumen que las diputaciones de partido no son representación proporcional, errores de conceptualización.

La representación proporcional es una figura de las democracias representativas pluripartidistas; permite el acceso de minorías sociales a la casa del soberano para defender y empujar la protección de derechos en esas minorías; reconociendo que si bien no ganan una diputación, sí representan a grupos de importancia. Es la forma de dar voz a los invisibles, social y políticamente hablando.

Muchas son las causas por las que un grupo político conformado como partido o dentro de él no obtiene el triunfo en las urnas para tener un curul en el Poder Legislativo, esto no significa que no tenga representatividad; recomiendo a los redactores de la iniciativa de Morena leer algo de teoría política, mínimo a Maurice  

Duverger, Giovanni Sartori, Norberto Bobbio, Arend Lijphart o Wilfried Röhrich, entre otros.

La representación proporcional tiene diferentes formas de manifestarse en las democracias pluripartidistas, puede ser por primera minoría en un territorio, por lista o por número de votos totales, entre otros mecanismos.

La iniciativa pretende disminuir de 200 a 100 los diputados de representación y bajar de 128 a 96 los senadores, eliminando los “32 de representación proporcional” (sic), dejando sólo los 64 de mayoría relativa y 32 surgidos por primera minoría. La verdad, pena ajena con el nivel de conocimiento político de nuestros políticos. Los 32 surgidos por el mecanismo de primera minoría, también son representación proporcional. En estricta teoría se contradicen los morenos.

Sí en cuanto bajar el costo oneroso en las cámaras de Diputados y Senadores, pero no bajo el principio empresarial de disminuir personal en las crisis, sino mediante la eficiencia financiera del recurso.

Seguiremos analizando la iniciativa pues será tema de discusiones, mientras tanto no dejemos a los morenos que nos cambien espejitos por democracia.

OpenA