icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Rechazo masivo nacional a iniciativa de Morena Por: Plácido Garza IrreverenteMiércoles, 20 de Mayo de 2020 00:35 a.m.

No recuerdo una propuesta de algún partido político que haya provocado reacción en contra tan masificada como la de que el INEGI fiscalice los bienes y el patrimonio de los mexicanos.

Supuestamente la alucinada iniciativa fue hecha a título personal por el presidente de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar. 

Al menos eso es lo que dice la diputada federal plurinominal morenista por Sinaloa Tatiana Clouthier, quien coincide con su dirigente de partido en que uno de los principales problemas que padece México es la enorme desigualdad social.

Y que por esa razón es necesario contar con mecanismos eficientes para medirla y definirla. "Únicamente mediante herramientas estadísticas adecuadas podemos delinear políticas adecuadas para acabar con este mal", abundó.

Según ella, el SAT cuenta con herramientas insuficientes para medirla y que por eso es imperativo mejorarlas para medir la desigualdad. En seguida abro comillas:

"Sin embargo, en lo que no puedo coincidir con Alfonso es en darle más facultades al INEGI sin ningún impedimento legal para revisar el patrimonio es una respuesta errónea por los siguientes motivos: Violenta o podría violentar el uso de datos personales; violenta el derecho a la privacidad de las personas y compromete el derecho a no ser molestado en sus propiedades y en sus propiedades sin causa justificada. Por eso, me comprometo a abrir todas las líneas de comunicación para evitar que se pueda aprobar cualquier modificación legal que vulnere cualquiera de estos derechos.

Sé que Alfonso lo hace a título personal porque no lo ha discutido con gente propia del Comité Directivo y por otro lado, tampoco con los algunos de nuestros compañeros legisladores.

Reitero que ante la grave desigualdad social es urgente abrir un dialogo plural para lograr mejores herramientas para combatir la desigualdad, in embargo, nunca abriéndole la puerta a las posibles limitaciones de respeto a la libertad". Cerradas las comillas quedan.

Ahora sí, vámonos por partes, como dijo Jack El Destripador:

Apenas se dio cuenta del desmadre que provocó la iniciativa de Ramírez Cuéllar, MALO dijo en su mañanera de ayer que él no está de acuerdo, y yo desde aquí le digo: señor presidente, no se haga, en Morena no se mueve ni un gusano sin que usted lo ordene, así que, a otro chairo con esa chupaleta. 

La iniciativa fue suya y quiso distraernos del despepite que se traen con la pandemia. El chivo expiatorio va a venir siendo el pobre diablo que dizque dirige a un partido que ni existe como tal, porque su dueño es un hoyo negro que se lo tragó enterito y crudo y sus iniciales son M.A.L.O. 

Ramírez Cuéllar renunció a finales del año pasado a la diputación que ocupaba por Morena para disputarle la presidencia de ese partido a Yeidckol Polevnsky, la cual ganó en unas elecciones muy cuestionadas, cuyo resultado contó con el beneplácito en ausencia de MALO a dicho evento.

Entonces, no creo –como afirma Tatiana– que su dirigente partidista se haya ido por la libre. Y como Morena como partido no existe– pues es una pieza que MALO mueve a su antojo- ya podemos ir sabiendo de quién es tan trasnochada idea.

En las argumentaciones de Tatiana percibo un "estoy de acuerdo en los ´qués´ más no en los "cómos".  Apoya a su compañero de partido pero dice que no del todo.

Y en medio de esto, hacía mucho tiempo que dirigentes empresariales, partidos políticos, especialistas en el tema y organizaciones cívico-civiles, no coincidían en censurar una propuesta de ley.

A diferencia de la hija de Maquío, el senador Ricardo Monreal se deslindó, al afirmar que en el Senado no existe iniciativa sobre nuevas facultades del INEGI o del SAT y que por lo tanto van a actuar con prudencia y responsabilidad. Don Teofilito diría al respecto: "no existe esa iniciativa, pero existirá".

La "ideota" de Ramírez Cuéllar para que el INEGI mida la concentración de la riqueza, forma parte de una propuesta llamada "Acuerdo de Unidad y Solidaridad Nacional" que sostiene que la información con que se cuenta sobre el decil más alto debe aportar más elementos, como los estratos sociales que lo integran.

Afirma que hay millones de dólares que conforman una riqueza totalmente inobservada, pues no se trata sólo de dar cuenta del ingreso y el gasto de las familias y las personas.

Según su iniciativa, "medir la pobreza en México es un gran avance, pero ahora se demanda, con urgencia, medir también la desigualdad y la concentración de la riqueza´´.

´´El INEGI debe entrar, sin ningún impedimento legal, a revisar el patrimonio inmobiliario y financiero de todas las personas. Cada dos años debe dar cuenta de los resultados que arroja la totalidad de los activos con los que cuenta cada mexicano´´.

´´También debe tener acceso a las cuentas del SAT y a toda la información financiera y bursátil de las personas´´, establece.

Otra de las medidas sugeridas por el dirigente de Morena es que los sistemas de protección universal queden plasmados en la Constitución y que sean financiados bajo el concepto de ´´progresividad fiscal´´.

Y ante todo esto, mi abuela la financiera diría: "¿Quieren más o les guiso un huevo?" A ver, presidente de Morena y corifeos que le acompañan, ¿qué va a pasar con los miles de millones de dólares que nuestros paisanos envían desde EU a sus familiares y éstos los guardan bajo el colchón porque no confían en los bancos?

Mediante aplicaciones de mi plataforma BigData –que trabaja con información oficial cruzada con un número incontable de fuentes derivadas o alternas– supe ayer que más del 60% de los $37,500 millones de dólares que los paisanos han enviado a México en los últimos doce meses, no entraron al sistema bancario nacional. Los financieros le llaman a esto, "recursos no bancarizados".

Apenas las familias cobran el "giro" –como le llaman– en las "tiendas de los money orders" -como también les llaman a los que operan esta fortuna- la lana se va a pagar rentas, abonos del terreno o la casa, ampliarlas o mejorarlas, saldar deudas, tarjetas, servicios, comprar comida y sus cositas, pagando todo en efectivo y el resto, al colchón.

Alfonso, ¿estás proponiendo facultar legalmente al INEGI o al SAT o a cualquier otra de las fieras de caza impositiva de la 4T, para que entren a las casas de los paisanos a volteárselas al revés, voltear a ellos mismos como si fueran calcetines y a buscar hasta debajo de los colchones? ¿Estabas en tus cabales al proponer semejante barbaridad?

¿A quién le pediste permiso -porque no te mandas solo- para anunciar eso?

¿Te das cuenta de que hasta los mismitos chairos serían objeto del escrutinio patrimonial del que habla tu propuesta? Y todo esto sucede en plena pandemia.

CAJÓN DE SASTRE

Envié a los personajes que suenan para la gubernatura de NL, 11preguntas11 que les pedí responder. Samuel García y Víctor Fuentes ya lo hicieron. Gracias. 

Cristina Díaz declinó porque "las actividades de la presidencia me demandan ser prudente". No sé si se refiere a su alcaldía en Guadalupe o a la presidencia de la República. Ahí me dirá.

De Ildefonso Guajardo, ni sus luces. Manuel González anda viendo cómo. Adrián de la Garza lo está pensando y Tatiana me dijo que no es prudente que yo me ocupe de eso en plena pandemia.

Le respondí: Imprudente es que el presidente de México y el de tu partido anden con éstas cosas. 

Ayer me contestó: "Gracias x la información".

"¿Qué creen ustedes que quiso decir con eso?", pregunta la irreverente de mi Gaby.

 
OpenA