OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Qué fue primero: el huevo o la gallina? Por: Jessica Meza Distrito CulturaLunes, 4 de Enero de 2021 02:00 a.m.

Cada que se estrena una serie o película en dónde se habla de un guión adaptado surge la pregunta ¿qué fue primero: el libro, la película o la serie?.

Y es que las películas y las series (desde mi punto de vista) son excelentes promotoras de la lectura entre las personas de cualquier edad. Pensamos en la cantidad de ocasiones en que una serie fue basada en un libro y éste se convierte –o reconvierte– en un best seller. 

Harry Potter, El Señor de los Anillos, Las Crónicas de Narnia, El Código da Vinci, Cincuenta Sombras de Grey, son libros con súper ventas a nivel mundial que se convirtieron en películas igualmente taquilleras pero que, además, hicieron que los no lectores se acercaran a las páginas de dónde surgieron las historias de la pantalla y poder decir si el libro era mejor o no que el filme. 

Adaptar historias contadas en libros a la pantalla grande (o las series) es un recurso muy utilizado por las productoras y las editoriales porque si se alcanza un buen resultado es un ganar-ganar para todos: habrá una gran taquilla, aceptación y venta de libros. 

Y estos resultados serán suficientes para resistir las críticas que inevitablemente llegarán, siempre basadas en si el libro es mejor o si la adaptación estuvo a la altura del texto. 

Uno de los casos más recientes de historias adaptadas a las pantallas es la serie The Bridgertons, estrenada hace unos días en Netflix. Ésta es la adaptación de Bridgerton Family Serie, una colección de ocho libros de romance histórico escritos por Julia Quinn. 

Las críticas hacia la serie han sido variadas, desde las que son benévolas y le dan el beneficio de la duda por ser una producción de Shonda Rhimes (el cerebro detrás de Grey´s Anatomy), hasta las que la destrozaron... por ser una producción de Rhimes y una adaptación un tanto excéntrica de la historia original. 

Lo cierto es que la serie ha puesto los libros de la Familia Bridgerton (escritos y publicados entre el 2000 y 2006) como unos de los más buscados en las tiendas de libros electrónicos, pero destaca aún más que se están posicionando entre una nueva generación de lectores formada por adolescentes y jóvenes, quienes no se han escandalizado porque en la pantalla se hicieron cambios como tener una reina de raza negra en el siglo 19, algo que sí brincó entre los lectores originales de los textos de Quinn. 

Yo aún no leo los libros, pero me declaro víctima de la mercadotecnia por lo que ya están entre mis pendientes por leer... y como yo, seguramente muchos irán a leer los libros para saber qué sigue en la historia de los Bridgerton, mientras que salen las próximas temporadas en streaming. 

OpenA