OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
¿Qué aprendimos este 2020?Por: Brenda Rodríguez Un sabio amigo... llamado maratónMartes, 29 de Diciembre de 2020 02:00 a.m.

Llegamos al final de año, uno lleno de retos, de situaciones diferentes a las que nunca nos hubiéramos imaginado que llegaríamos a enfrentar en todos los ámbitos, incluido nuestro deporte, afortunadamente aquí estamos y es hora de hacer el tradicional recuento entre lo bueno y lo malo de todo lo que vivimos durante este 2020... ¿qué aprendimos?, ¿hacia dónde vamos este 2021?

A mi mente, por ejemplo, regresan los recuerdos del maratón que corrí a principios de año en el mes de enero, el júbilo de llegar a la meta y recibir la medalla, estar rodeada de miles de corredores y amigos al terminar y compartir la experiencia con ellos, con esto cerraba mi temporada de maratones de invierno, satisfecha y contenta por lo logrado los últimos meses, después de los arduos entrenamientos de distancias largas, series y demás.

Al llegar del maratón y terminar de recuperarme, recuerdo haber hecho lo que regularmente siempre hago en esa época del año y que me gusta mucho, sentarme toda una tarde junto con mi entrenador Tomás Castañeda a planear el año deportivo con calendario en mano fechas, carreras y distancias, siempre todo queda por escrito, y que se va ajustando según mis propios avances.

La primera parada de competencia, en mi caso, sería el 21K de Monterrey en el mes de abril y, por ello, el plan arrancó con entrenamientos semanales en Chipinque, el clima este año era perfecto a finales de febrero e inicios de marzo, no se sentía frío, más bien se sentía que ya se acercaba la primavera, mis compañeros y yo disfrutamos tanto esos entrenamientos, sin imaginar que serían los últimos por un largo período de tiempo.

Y de pronto todo se detuvo... Fundidora, Chipinque y demás parques cerraron sus puertas, maratones, medios maratones, todo tipo pruebas deportivas presenciales, dentro y fuera del país, se empezaban a cancelar o posponer, pero no pensábamos que la mayoría de esos eventos a lo largo de este año correrían con esa misma suerte, situación que aún al día de hoy se sigue presentando.

El miedo a contraer el virus nos hizo encerrarnos a entrenar en nuestra casa, o entrenar en solitario, extrañamos los entrenamientos en grupo y la convivencia en general con nuestros compañeros, en fin, un año por demás diferente.

Para mí, este 2020 me dejó muy claro que la salud es lo que más debo cuidar, que el cuerpo no se olvida de cobrar los abusos que cometes en su contra, por más inofensivos que parezcan, te pasan la factura tarde o temprano, que las cosas más sencillas que das por sentado, como caminar o respirar, en cualquier momento las puedes perder, que el núcleo familiar brinda una gran fortaleza en las situaciones difíciles, que los amigos son amigos a pesar de la distancia “social”, y que saber adaptarse a los cambios es vital para seguir avanzando en este camino que somos afortunados de caminar.

Deseo que este año que está por comenzar nuestros sueños no tengan límites, que tengamos fe, esperanza y corazón para no rendirnos ante lo que nos depare este 2021... ¡Feliz año nuevo para todos!

OpenA