OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Propiedades de la menta piperitaPor: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 22 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

Se conocen más de 30 especies distintas de menta en el mundo.

La menta piperita es una planta aromática muy conocida. Es originaria de las zonas templadas del hemisferio norte, Europa, África del Norte y China, aunque en la actualidad se encuentra distribuida y cultivada en todos los continentes. Se conocen más de 30 especies distintas de menta en el mundo. 

La Menta piperita fue clasificada hasta el año 1696, y se le dio su nombre debido al sabor a pimienta, ligeramente picante y fresco que posee. 

El mentol es el principal componente del aceite esencial responsable del agradable aroma y de gran parte de su actividad terapéutica, cerca del 50% de su composición es mentol. Otras sustancias importantes que contiene son el metiléster, la mentora y taninos.

La menta piperita es un excelente digestivo, estimula la secreción de los jugos gástricos, debido a sus sustancias amargas. También tiene propiedades carminativas, es decir promueve la eliminación del gas intestinal. 

Esto último se debe a un aumento de la irrigación sanguínea en las mucosas digestivas gracias a un efecto de ligera irritación (rubefaciente) y a la relajación del esfínter esofágico que permite dar salida a la presión de los gases en el estómago. También destaca por ser antiespasmódico; inhibe la contracción del músculo liso lo cual la hace efectiva para tratar el síndrome de colon irritable. 

En caso de náuseas y vómitos, suele ser muy útil un té de hojas de menta frío. En presencia de insomnio se aconseja la toma de una taza antes de acostarse. En las culturas indígenas de la región amazónica, la infusión de menta piperita es recomendada en todo tipo de desórdenes digestivos, como antiparasitario, para combatir cefaleas y tétanos. 

Es también antipruriginoso; inhibe el prurito (comezón) que se asocia a menudo con reacciones alérgicas, eczema, psoriasis, infecciones por hongos y picaduras de insectos. Debido a su acción antiinflamatoria se puede utilizar como un apoyo para tratar alergias. 

Al ser un antiséptico ligero, es útil en problemas como inflamación de la laringe, bronquitis, tos espasmódica, congestión nasal, gripe y en general para enfermedades de las vías respiratorias.

Tomar té de menta, o una gota del aceite de menta en media taza de agua, no sólo te mejora la digestión, limpia la vesícula y evita los gases. Se ha demostrado que es un potente antioxidante, ayuda a bajar el ácido úrico y el colesterol y a combatir y prevenir el cáncer.

Tanto las hojas como su aceite esencial son de gran utilidad para combatir el agotamiento físico y mental, la depresión, y los dolores musculares. 

Así pues, la menta piperita es un té que no debe faltar en tu casa, por su sabor delicioso se puede disfrutar en compañía de un ser querido o durante la lectura de un buen libro. 

OpenA