OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Problemas de circulaciónPor: Fina Ferrara Herbolaria y saludLunes, 11 de Enero de 2021 02:00 a.m.

Los problemas circulatorios pueden estar asociados a diversos factores como la falta de ejercicio, el tabaquismo y el alto consumo de grasas saturadas. Los síntomas pueden variar desde las extremidades frías, inflamación, especialmente de los pies, adormecimiento, presencia de zonas rojizas obscuras en la piel, várices y en casos extremos ulceraciones y gangrena. Algunas enfermedades, como la diabetes, tienen como consecuencia una mala circulación.

Lo mejor para tratar este problema es la prevención. El ejercicio físico, como la caminata, es uno de los mejores consejos para evitar una mala circulación. El movimiento de las piernas cuando uno camina facilita el paso de la sangre a manera de una bomba manual que además de tonificar las paredes de las venas y arterias, reduce también la acumulación de grasas en las paredes de las mismas.

Podemos consumir algunas plantas como las hojas de olivo, el ajo, la hierba del sapo y el yumel en forma esporádica o como suplementos dentro nuestra dieta para limpiar las paredes de los vasos sanguíneos y facilitar la circulación.

El ajo, además de sus propiedades para reducir las grasas, también tiende a fluidificar la sangre. Todas las plantas que contienen salicina, como el sauce, el axocopaque y el fresno tienen, al igual que su similar sintético, la aspirina, la propiedad de “aligerar la sangre” facilitando la circulación.

El Ginkgo Biloba, planta de origen asiático, se emplea en muchas partes del mundo para mejorar la circulación en general. La acción del Ginkgo parece influir más sobre la sangre que sobre los vasos sanguíneos, ayudando a que la sangre sea menos viscosa y más fluida. A diferencia de muchas otras plantas, el Ginkgo no es muy útil en forma de té ya que los principios activos se encuentran en proporciones muy bajas, por lo que lo más recomendado es utilizar un extracto concentrado de la planta.

El Castaño de Indias (Aesculus hippocastanum L.) es otra planta que se utiliza con frecuencia sobre todo para tratar problemas de varices o insuficiencia venosa. Su acción tónica sobre las paredes de las venas ha sido ampliamente validada clínicamente, teniendo un efecto positivo en aquellas personas que padecen de várices y circulación deficiente.

El romero tiene también una acción estimulante de la circulación. Este se puede tomar como té o aplicar en forma externa. Al tomar el té de romero se debe tener en cuenta que puede aumentar la presión arterial, por lo que las personas que padecen de alta presión arterial deben de tomarlo con precaución.

Su uso externo, por otro lado, no ofrece ninguna complicación por lo que se puede aplicar con toda confianza. La aplicación externa de romero puede hacerse en forma de baños, ya sea en tina o con esponja, o bien en fomentos.

OpenA