icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Por el bien de todos, primero los pobres Por: Neri Prieto Neri PrietoSábado, 18 de Abril de 2020 09:31 a.m.

La pandemia COVID-19 es quizá, uno de los desastres más grandes que ha enfrentado la humanidad en los últimos años. No solamente ha arrebatado miles de vidas alrededor del mundo, sino que, al igual que todo desastre, ha perturbado nuestro sentido de normalidad y ha traído consigo un impacto social y económico en extremo palpable. 

En el caso de nuestro país, aquello que era débil se rompió, aquello que era fuerte se mantuvo y aquello que se encontraba oculto emergió. La crisis resultante de la propagación del virus SARS-CoV-2 visibilizó la ineficiencia de un sistema de salud heredado que no estaba preparado para una contingencia de esta magnitud, así como un sistema económico desequilibrado producto de al menos 3 décadas de políticas neoliberales. En otras palabras, facilitó la germinación de las semillas sembradas por gobiernos anteriores. 

En este sentido, la respuesta del gobierno de la Cuarta Transformación a la pandemia se ha enfocado en implementar un plan de rescate económico, destinado a apoyar directamente a los más necesitados, toda vez que son estos los que representan el mayor número de fallecidos en Estados Unidos y Latinoamérica al verse perjudicados por la pronunciada brecha económica. Esto resultaría en un efecto positivo en las PYMES, toda vez que serían sus consumidores los más beneficiados por esta medida, además de que con ello se evitaría el desarrollo de problemáticas de carácter social.

Asimismo, el gobierno de la Cuarta Transformación encabezado por Andrés Manuel López Obrador no ha contraído deuda puesto que las finanzas públicas se han manejado con completa mesura y responsabilidad, de manera que no habrá incrementos reflejados en las políticas públicas en materia fiscal. 

En el mismo orden, las medidas de mitigación se han efectuado sin detrimento a las libertades democráticas, respetando en todo momento el estado de derecho sin incurrir en prácticas como las que se han observado en otros países afectados por la crisis sanitaria, como el despliegue de las fuerzas armadas o la coerción a los ciudadanos de permanecer en sus casas. Resulta importante señalar también los esfuerzos encabezados por el Canciller Marcelo Ebrard Casaubón para repatriar a ciudadanos mexicanos en el extranjero, teniendo 9,759 mexicanos retornados hasta la fecha.

Otro punto que cabe destacar es que la estrategia nacional en materia de salud no podría estar en mejores manos que las del actual Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, el Dr. Hugo Luis López-Gatell Ramírez, médico por la Universidad Nacional Autónoma de México y especialista en epidemiología por la reconocida Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, institución de la que han surgido 16 galardonados con el premio Nobel de Medicina, y que además se encuentra respaldado por una amplia trayectoria en el sector salud.

Asimismo, el gobierno de la Cuarta Transformación y la Asociación Nacional de Hospitales Privados suscribieron un convenio de colaboración mediante el cual la red de hospitales privados se compromete a poner a disposición del sector salud el 50% de sus camas y equipo para atender a la población que sufra de otros padecimientos para efecto de que los hospitales públicos se enfoquen en atender a pacientes de COVID-19.

En adición a lo anterior, en materia de hidrocarburos, después de una tensa negociación encabezada por la Secretaria de Energía, Rocío Nahle García se llegó a un acuerdo con la Organización de Países Exportadores de Petróleo, a través del cual México disminuirá la producción petrolera en 100 mil barriles de petróleo diarios, mientras que Estados Unidos lo compensará disminuyendo en 300 mil barriles diarios, esto con el fin de estabilizar el precio internacional del petróleo. La Secretaria Nahle ha sido mundialmente reconocida por defender con ahínco la posición de México en el sector energético internacional. 

No obstante, aun existen áreas de oportunidad en la estrategia contra esta crisis. Los detractores del gobierno que representan los intereses del pasado, pretenden aprovecharse de la contingencia para arrebatar poder político, esparciendo información falsa en los medios y creando pánico en la población. A la par de que resulta imperativa la formulación de un programa de reactivación que tome en cuenta las necesidades de la clase empresarial media, misma que resulta instrumental para lograr que la economía del país sobreviva a esta crisis.

Indudablemente, nuestro país hoy requiere cerrar filas con la estrategia encabezada por el Presidente de la República en sintonía con su célebre mantra "Por el bien de todos primero los pobres".

Neri Prieto

Candidato a Senador Suplente por Nuevo León de la Coalición "Juntos Haremos Historia" 2018

Twitter: @NeriPrieto

Instagram: @NeriPrieto

Facebook: facebook.com/neri.prieto




OpenA