OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Polarización al interior de EUA: el reto de Biden antes de proyectar hegemonía al exteriorPor: Enrique Alanis Enrique Alanis Martes, 19 de Enero de 2021 00:00 a.m.

Biden comenzará su gestión como presidente de EUA con una población profundamente dividida, confrontada mediáticamente y con sucesos violentos, e inclusive con una parte de la sociedad cuestionando su triunfo, legitimidad y la efectividad de las instituciones responsables de las elecciones. 

La radicalización de grupos en ambos partidos Republicano y Demócrata han llevado al extremo las posturas conservadoras y liberales, haciendo cada vez más difícil encontrar el punto medio en cada negociación. Independientemente de la conformación y decisiones del Congreso y Senado, el gobierno tiene el reto de evitar que las votaciones de propuestas legislativas se traduzcan en confrontaciones sociales violentas. 

A nivel internacional el panorama es complejo: múltiples conflictos y acelerada competencia con China, con una marcada amenaza a la hegemonía de ambos en sus respectivas regiones; una probable renegociación del acuerdo nuclear con Irán después de un periodo de impasse, incumplimientos e indefiniciones que habrán cambiado la postura de Irán y las potencias involucradas como China, Gran Bretaña, Rusia, Alemania y Francia; la constante presión y estrategias militares y políticas de Rusia procurando incidir y dividir la Organización del Tratado del Atlántico Norte; una intensa guerra tecnológica de compañías y de infraestructura 5G; la incertidumbre de límites y protocolos de la carrera armamentista espacial; el constante combate a la desinformación; una descoordinación y falta de acuerdos para combatir el cambio climático, entre muchos otros temas, sin descartar lo inmediato, la estrategia Covid-19 para disminuir contagios y decesos. 

Mi análisis y prospectiva: El Presidente Biden procurará reposicionar el liderazgo, compromiso y formalidad de EUA en tratados internacionales y alianzas. No obstante, la condición óptima para avanzar a nivel internacional es contar con el apoyo social y de los poderes públicos y fácticos locales. Aun con el cambio de gobierno y estilo, será difícil revertir de inmediato ciertas tendencias. Algunos países aprovecharán para exigir a Biden resarcir daños que atribuyen a la administración anterior, e inclusive propondrán cláusulas o condiciones más ambiciosas argumentando una falta de seguridad y confianza en los acuerdos. Trump no desaparecerá de la escena pública, al contrario, probablemente procurará crear o apoyar un nuevo partido, una red social, o un canal de televisión para amplificar su crítica contra el nuevo gobierno y seguir capitalizando su influencia sobre sus seguidores. EUA sigue siendo la primera potencia global, y será vital para Biden solucionar cuanto antes los retos internos para poder reposicionar a EUA de acuerdo con sus ideales y ejercer un liderazgo diferente a nivel internacional.

OpenA