OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Polarización Por: Félix Cortés Camarillo CancioneroLunes, 15 de Febrero de 2021 02:00 a.m.

Ni la tendencia a la integración cabal al Estado español ni la que pide la independencia de la provincia tienen el músculo suficiente para prevalecer por sí mismas.

El asunto no es exclusivo de la península ibérica. La polarización de las fuerzas políticas se está dando en todo el mundo: la simplificación en blanco y negro solamente conduce a una división nacional que se repite. Así se dio en la Alemania que terminó con el período de la señora Merkel

El fenómeno se encuentra detrás de los más de 50 millones de votantes que apoyaron a Donald Trump en su fracasado intento de reelección, y que siguen pensando que el proceso que llevó a Joe Biden a la presidencia de los Estados Unidos sigue siendo ilegítimo. Es la misma causa de que el descontento de gran parte de la población mexicana no se refleje en las estadísticas de las encuestas teledirigidas que siguen mostrando cómo la popularidad del presidente López se mantiene alrededor del 50 por ciento.

Yo pensaba que la polarización de las posturas se limitaba a que cuando llegas a Monterrey la única pregunta que te define es si eres de los Tigres o de los Rayados. Todo ello se traslada al mundo de las disposiciones sociales, posturas ideológicas o acciones políticas.

No hay mejor ejemplo de esta radical polarización que la tónica y la retórica del discurso matutino y cotidiano del presidente López Obrador en lo que insiste en llamar conferencia de prensa, y que no es otra cosa que un sermón reiterativo, cacofónico, soso, cargado de intolerancia, en la que condena a priori de toda actitud u opinión que no sea la del sometimiento total al criterio dictaminado desde Palacio Nacional. Todo aquel que piense diferente es un reaccionario, retrógrada, conservador, fifí que añora los regímenes anteriores que en nuestro país hubo y que fueron todos corruptos de la peor calaña.

Regímenes de los que el presidente López Obrador tomó parte activísima.

Luis Echeverría les llamaría "emisarios del pasado".

¿A dónde vamos a parar? Cualquier observador malevo pensaría que la única salida es una confrontación, una guerra intestina y asesina. Sólo los optimistas, que somos ingenuos mal informados, pensamos que hay una mínima posibilidad de que el presidente López Obrador entre en razón, deje de decir mentiras y rectifique el rumbo; esto es que lo lleve por el camino recto.

De otra manera, a este país negro futuro le amenaza. Peor que nuestro presente.

PREGUNTA para la mañanera, porque no me dejan entrar sin tapabocas: con todo respeto, Sr. Presidente, si lo que usted aduce como causa del apagón de ayer es cierto, que fue el mal tiempo el que nos dejó sin luz, ¿cómo es posible que Estados Unidos, que tiene temperaturas en promedio más bajas que las nuestras, no esté paralizado y muriendo de frío la mitad del año? 

‎felixcortescama@gmail.com

OpenA