icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Personal médico: échenle Por: Plácido Garza IrreverenteDomingo, 28 de Junio de 2020 00:00 a.m.

Vergüenza y dignidad

Hace días comentaba un amigo que cuando tenía noveles e ilusas ideas de iniciarse en la política de México -específicamente en Tamaulipas- lo invitaron a la campaña de Alvaro Garza Cantú en su fallido intento por sr gobernador.

Les platico: Optimista, le gustó mucho su paso por aquellos mítines, y le preguntaba a quién le invitó, ¿cómo le hacía para iniciarse en los oficios de la política mexicana?

"Mire, Arturito, yo le ayudo, pero lo primero que tiene qué hacer es perder la vergüenza y la dignidad.." Uff... ahí se enterraron las aspiraciones políticas de mi cuate.

Viene esto a cuento por aquello de si hacer política en México implica perder ésas dos virtudes y para ser más específico, desasociarse de la realidad y manejar los otros datos del Palacio Nacional como un inexistente mundo de pastel, creado por los *desvaríos de una 4T en su senectud temprana.*

Hoy suman ya más de 10 millones de contagiados de coronavirus en todo el mundo, de los cuales, poco más de 2.5 millones está en Estados Unidos sobre su población total de 330 millones de habitantes.

México tiene, según datos de la 4T, solo 208 mil contagiados, con 128 millones de habitantes.      ¿Se acuerdan de la regla de 3 que veíamos en primaria?   Bueno, pues si la aplicamos tomando en cuenta los datos de nuestros vecinos gringos, deberíamos sumar 1 millón de contagiados.

¿Será que López Gatell y demás secuaces tienen instrucciones de ocultar, maquillar y minimizar los datos reales?

En CDMX hay lista de espera mínimo de 5 días para incinerar un cuerpo.   En México, según datos oficiales, llevamos arriba de 25 mil decesos.  En EU, 127,952. Otra vez, la regla de 3 nos daría que en México tendría que haber más del doble de fallecidos.

Este Gobierno se equivoca hasta para mentir. Los economistas y actuarios se tiran al suelo de la risa al correr sus modelos y comprobar lo que les comento aquí:  No hay un rigor estadístico en los números oficiales de contagiados y muertos en México; no es posible que esos datos no cuadren al confrontarlos con la mayoría de países del mundo. ¿O qué? ¿Será que aquí sí funciona el escapulario y la oración de "deténte, enemigo, el corazón de Jesús está conmigo"?

Lo que me extraña es que empezando con el Sub Secretario de Salud, el que se cree rock star, López Gatell, directores de hospitales y demás involucrados en el tratamiento de ésta pandemia, pocos han tenido la vergüenza y la dignidad de decirle a MALO que se equivoca; que se pueden ocultar contagiados, pero muertos, no.

Que reducir el presupuesto de Salud y obligar -literalmente obligar- a los doctores a comprar su equipo médico, nos va a llevar aún más al colapso de la economía.

¿Nadie tiene la vergüenza, la dignidad y el valor suficientes para decirle en su cara a MALO que se está equivocando... y mucho?   ¿Que se está muriendo gente que no debería?   Que muchos están sufriendo por la austeridad mal aplicada en el sector Salud.

¿No hay nadie que le diga que tiró millones de dólares en traer a médicos cubanos cuando aquí tenemos mexicanos mejor calificados?

Ya me estoy empezando a encabronar, pero, con un carajo, si MALO es un terco irredento ¿por qué no renuncian o se ponen en huelga los miles de médicos y enfermeras para exigir mejores condiciones, apoyos, equipo y protección para ellos y sus familias?

¿Por qué NO se les dan a éstos héroes, estímulos más que suficientes para
que cumplan con su responsabilidad?

Entonces, hago un llamado a éstos héroes que se están partiendo la madre y poniendo su vida en riesgo, para que le exijan a MALO que dicte prioridades y que cancele o postponga un inútil aeropuerto que no se necesita, porque como ya es escribí antes, los aeropuertos del mundo se van a saturar hasta el 2024, si bien les va.

Igual de innecesaria es la refinería de Dos Bocas, condenada al fracaso ab-initio.

Lo que México ocupa es utilizar ésos recursos en lo que realmente importa ahora: la salud de los mexicanos y a de éstos ángeles humanos que los cuidan.

Y si MALO no los pela, a meterle vergüenza y dignidad, queridos médicos, enfermeros, paramédicos y personal del sector salud.

Que miles se armen de valor y pongan su renuncia en el escritorio de sus jefes, a ver si así los toman en serio.

*CAJÓN DE SASTRE*

"Un abrazo fraterno y todo nuestro reconocimiento al personal del sector público de salud. A pesar de la 4T, todo ésto va a pasar, ya lo verán", dice la irreverente de mi Gaby.

OpenA