OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Para viajeros improbablesPor: Zaira Eliette Espinosa Libros que suenanMiércoles, 7 de Abril de 2021 02:00 a.m.

"Nuestro destino de viaje nunca es un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas", Henry Miller.

Solamente en el territorio de la literatura fantástica podría existir un país miniatura dentro de las líneas de la palma de la mano, con sus habitantes disfrutando de acantilados y tierras fértiles. Con el cuento Ssean: el país miniatura inicia el libro Para viajeros improbables, relatos sorprendentes que reavivan la imaginación y estimulan la lectura. 

La escritora mexicana Cecilia Eudave hace un completo itinerario para el viajero de lo fantástico. En esa ruta, traza países tahúres, imaginarios, llenos de secretos o vacíos de recuerdos. 

En Para viajeros improbables los países son espacios con vida propia, con emociones, son lugares que se definen con personalidad, pueden ser caprichosos, volubles, cambiantes, inestables. El sitio como personaje principal. 

En palabras de John Steinbeck: "La gente no hace viajes, son los viajes los que hacen a la gente", las historias que nos hacen viajar nos hacen, nos reconfiguran todas esas infinitas posibilidades de pertenecer a donde sólo imaginamos, que es tan nuestro como la realidad. 

Eudave además de mapear con la minificción el trayecto de varios países y desplazamientos fantásticos, también señala en sus relatos a diversos protagonistas como las sirenas que en cierta época fueron cazadas y condenadas a infortunios, mismas que han sido perseguidas por los humanos para saber de dónde proviene la belleza de su voz. 

Dragones, Cíclopes, otros seres con cabeza de pájaro y cuello retorcido sobre un cuerpo humano, habitantes sin boca, centauros, minotauros y más, aparecen en ese hilo de breves historias que contienen todos los elementos para hacer viajar a lectores a esa experiencia donde la naturaleza es desigual, casi onírica. 

Algo de lo que más me gusta al leer microrrelato fantástico es que los mundos que te entregan son incomparablemente más extensos. A mi ver, las temáticas toman prestadas los elementos de la no ficción, pero los transforman y se hacen imaginarios más ilimitados. 

Las mitologías se transforman, las leyendas se transfiguran. Los sueños adquieren otra viveza que nos deja percibir universos que sí se sienten paralelos. 

El último apartado del libro lleva el título: Un epílogo menos breve pero con una luna de cocodrilos y cierra con el relato Cocodrilocabezas.  Este es un libro que no puede faltar en el buró de todo lector que guste viajar con la ficción corta y descubrir seres fantásticos clásicos con un gran twist. 

Cecilia Eudave escribe microrrelatos, novelas juveniles y libros para niños, algunos de sus libros han sido traducidos al chino, coreano, italiano y portugués. 

PARA LA FICHITA

Para viajeros improbables

Cecilia Eudave

(Ed. Arlequín)

OpenA