OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Nuevo León debe crear su propio Seguro PopularPor: Adalberto Madero Pensando en la genteMiércoles, 8 de Septiembre de 2021 02:00 a.m.

El Seguro Popular (SP) se creó en nuestro país en 2004 para llenar un hueco que existía en materia de seguridad social. Hasta antes de esa fecha, más de 50 millones de personas no estaban aseguradas por el IMSS, el ISSSTE o alguna otra institución de salud. 

Hasta antes de que desapareciera el SP, el 31 de diciembre de 2019, el 88% de la población de Nuevo León gozaba de algún seguro médico, y de este porcentaje el 20% estaba registrado en el SP, lo que representaba cerca de 1 millón 200,000 personas. A escala municipal, por ejemplo, el 16% de los guadalupenses estaba registrado en este sistema de salud, mientras que en los municipios rurales los porcentajes eran más altos, como fue el caso de Mier y Noriega con el 97 por ciento. 

El SP cubría más de 350 acciones de salud, con la salvedad de que cada año se incorporaban nuevos padecimientos al catálogo de servicios de salud y de esta manera se proporcionaba desde la vacuna contra la hepatitis, todo el tratamiento de cáncer de mama, de próstata, las operaciones quirúrgicas para trasplantes de corazón, el tratamiento de una hernia y en el caso de las madres embarazadas la cesárea, todo esto sin costo para el paciente. 

Lamentablemente, el año pasado el Ejecutivo federal lo desapareció y creó en su lugar el Instituto de Salud para el Bienestar (INSABI) y hay que decirlo claramente: este instituto no ha llenado el hueco que está dejando el SP. Lo anterior me consta, a mi oficina van personas a diario y me cuentan que ahora tienen que pagar cuando van a un hospital público, porque les dicen que ya no tienen SP. Otras me comentan que ya perdieron la fe y la esperanza en mejorar su salud, y no intentan ir a un hospital porque no tienen recursos. Antes de crearse el SP, a nivel nacional había casi 4 millones de familias que al año perdían su patrimonio por no estar inscritas a un programa de seguridad social; en la última encuesta del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) se indicó que las familias de bajos ingresos están perdiendo nuevamente su patrimonio porque no tienen dinero para pagar sus servicios de salud. 

El presupuesto de Nuevo León para este año es de $107,000 millones de pesos, un porcentaje de este presupuesto debe ir canalizado a la salud de los nuevoleoneses. En 2019, el gobierno federal le transfirió a Nuevo León $1,182 millones de pesos para el SP, y si comparamos dichas cifras, encontramos que menos de $2,000 millones de pesos no es una gran proporción para el total del presupuesto, por lo que un gobierno que se dice humanista y preocupado por la gente tiene que resolver este problema fundamental. 

En conclusión, si el gobierno federal no puede o no quiere resolver este grave problema de salud, el gobierno de Nuevo León debe crear su propio Seguro Popular. Con la salud de la gente ni se juega no se politiza.

OpenA