icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Nos renovamos y adaptamos Por: Jessica Meza Distrito CulturaJueves, 30 de Julio de 2020 01:13 a.m.

Es admirable ver cómo, a pesar de la situación tan surreal que estamos viviendo, las actividades comienzan a reavivarse aplicando el dicho: renovarse o morir.

Definitivamente ha sido difícil hacerse a la idea y aceptar que las cosas están cambiando; parece increíble que tengamos que ir a un concierto desde nuestro auto, ir al cine desde casa o visitar un museo con previa cita, sin embargo estoy convencida que debemos encontrar el lado positivo de esto y no frenar las actividades que hacíamos antes.

Les voy a contar mi experiencia laboral en la "nueva realidad": la Orquesta frenó sus conciertos como por cuatro o cinco semanas en lo que se reorganizaba para trabajar lejos de un escenario; la música volvió, pero en línea.

Yo pensaba que sería súper sencillo, ingenua yo. Trabajamos muchísimo más para poder presentar un programa formado por grabaciones de los músicos en sus casas pero, viendo el vaso medio lleno, esto nos dio más proyección y se llegó a muchas más personas gracias al poder de las redes sociales.

Mi otra experiencia apenas viene: la edición 2020 del ficmonterrey será totalmente online y creo que también trabajaremos mucho, enfrentaremos nuevos retos, pero igual que como pasó con la Orquesta, la oferta de películas y eventos paralelos que cada año trae sólo al público de la ciudad, ahora llegará a más personas de todo el país y el mundo. Teniendo, además una ventaja extra, tanto para el organizador como para el espectador: si se te pasa un evento en redes sociales, puedes verlo después.

Otro beneficio que nos ha traído la vida a distancia es que tenemos a nuestro alcance muchas actividades que antes no podíamos permitirnos por el tiempo o la distancia, como cursos, diplomados, conferencias. Me da mucho gusto ver como poco a poco todos estamos regresando a la actividad...

Las charlas comunes entre los que trabajamos creando contenido u organizando eventos ahora incluyen frases como: "¿Con qué plataforma estás transmitiendo?", "¿qué editor de video estás usando?", "¿a qué hora es tu transmisión?, para no empalmarnos", "¿cuántos megas tienes de Internet"?. Nos estamos volviendo expertos en transmisiones en vivo, en editar videos, en hablar ante el público que no vemos, en interactuar a través de una cámara y muchas otras cosas, siempre con mira a seguir compartiendo el trabajo al público.

En nosotros está que la vida cultural y artística siga, como lo dije antes, esta nueva forma de trabajo nos puede traer muchos beneficios y nuevos públicos, sólo es cuestión de que echemos a volar nuestra imaginación para que los conciertos, talleres, obras de teatro, conferencias y películas que antes estaban en un recinto esperando al público, ahora puedan llegar hasta la audiencia en donde quiera que ésta se encuentre.

Todo mundo dice que esto va a pasar y seguramente así será, pero mientras ese momento llega hay que aprender a vivir bajo las nuevas reglas para estar bien. Así que seguramente ustedes –como yo– extrañan ir al cine y desean que pronto se abran las salas de cine, mientras seguimos recorriendo toda la oferta de películas que nos ofrecen las plataformas en streaming.


OpenA