OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
No se hagan bolas: Fernando Larrazabal será el candidato a gobernador del PAN Por: Eloy Garza Latitud Jueves, 7 de Enero de 2021 02:00 a.m.

Como es sabido, si no se pospone de última hora la fecha acordada, el próximo domingo 10 de enero (a pesar de las restricciones locales de salud por el Covid-19), el PAN de Nuevo León hará su elección interna para designar a su candidato a gobernador. Votarán más de 13,000 panistas en casillas que se pondrán en los diversos municipios del estado. Hay tres aspirantes, sólo dos viables y uno que ya se perfila como virtual ganador: Fernando Larrazabal. No hay vuelta de hoja. 

Larrazabal, o Larry, como prefiera llamársele, oriundo de Oaxaca, se quedará con la candidatura, no por acuerdo con el gobernador Jaime Rodríguez "El Bronco", o por voluntad de la cúpula panista. En realidad lo hará porque los otros dos aspirantes no articularon una propuesta para combatir el desempleo, el cierre masivo de Pymes, los quiebres de comercios sin precedentes que ocasiona la pandemia. Los panorámicos de Victor Fuentes (senador de primera minoría para el periodo 2018-2024) fueron testimonio penoso de lo distantes que están los líderes panistas de su militancia y de los genuinos problemas de supervivencia social. De Homero Niño de Rivera, quien según entiendo fue diputado federal, no hay nada qué decir: ¿quién es? 

Larrazabal se apartó por muchos años y por voluntad propia de los reflectores (a excepción del paréntesis de tres años que fungió como diputado federal) quizá para reflexionar, o para hacer actos de contrición, o para evadir la campaña negativa del llamado "queso-gate", que sacó a la luz pública a su hermano Jonás, y que puso contra las cuerdas a Fernando como a pocos políticos de aquel entonces. Había comenzado su buena racha electoral como alcalde de San Nicolás hace 20 años y dejado la alcaldía de Monterrey (2009-2012) con sus bonos de popularidad muy altos (80% según encuestas serias), como no los trajo ningún otro alcalde de la capital de Nuevo León al terminar su período. Esos índices de popularidad no los tuvo ningún alcalde del PRI, ni Adalberto Madero, "Maderito", quién de igual forma fue alcalde por Acción Nacional. 

Resultaría improbable ahora que Larrazabal pudiera aliarse con el candidato a gobernador del PRI, Adrián de la Garza, no sólo porque sería la tumba para el panista, sino porque Larry responsabiliza directamente a ese grupo político de haberlo perseguido por años, filtrando información en contra suya. Pero dentro del PAN también tiene adversarios (fuego amigo), como Fernando Canales, quien fuera gobernador de la entidad de 1997 a 2003, año en que renunció para irse a formar parte del gabinete de Vicente Fox. 

Larrazabal es la carta que presentará el PAN en este juego electoral. Y si como él argumenta, los tres principales partidos en la entidad tienen un supuesto voto duro que ronda 15% y ya los otros candidatos llegaron a su techo, él lleva ventaja porque es la opción inesperada, con potencial para crecer. Meta que es todo un reto para Larrazabal porque la puntera en encuestas reales y serias es Clara Luz Flores.  

OpenA