icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
No es fácil estar certificadosSábado, 30 de Marzo de 2019 00:01 a.m.

Para quienes ha vivido la experiencia de pertenecer a un programa de futbol americano a nivel universitario, ya sea como entrenador, directivo o jugador saben que lo que implica mantenerlo, conformar un buen staff de coaches, tener jugadores comprometidos con la institución y directivos que le apuesten al proyecto. 

Bueno, si a todo esto le añadimos el certificarse a nivel nacional e incluso internacional se dará cuenta de los procesos tan complicados en todos los aspectos que una dependencia educativa tiene que cumplir para lograr la aprobación, ese camino largo, pero a la vez muy exigente, es el que la UANL a través de los Auténticos Tigres supera cada año dando resultados no sólo deportivos, sino también administrativos, académicos y sociales.

Se preguntará, ¿y cómo lo logra?, sin duda alguna con el apoyo de las autoridades y todos y cada uno de los que conforman el programa de Auténticos Tigres: coaches, jugadores, personal administrativo y quien de una u otra manera participan en este proyecto. Pero sobre todo de su Rector, porque sin esa ayuda y respaldo sería imposible que hoy el futbol americano de la UANL tuviera ese reconocimiento, y sobre todo esas certificaciones que lo distinguen como el mejor programa del país.

Cada año, esos procedimientos muy precisos que se encuentran en un manual no sólo se tienen que cumplir, sino superar, mejorar si se puede en todas las áreas y para lograrlo hay que ponerlo no sólo ingenio, capacidad, dedicar tiempo y entrega, sino también contar con un respaldo total de las más altas autoridades de la UANL y eso sin duda no ha faltado en los Auténticos Tigres.

Enhorabuena para el rector Rogelio Garza Rivera y toda su gente, porque son pocas universidades –si no es que puede ser la única–, que cuenta con esta certificación en el país y eso la pone como referente en México e incluso fuera del país. A seguir trabajando y mucho éxito .

NO SE DESESPERE, COACH BUENDÍA

Desde la llegada a los Pumas de la UNAM del coach Félix Buendía y todo su equipo de trabajo las cosas no han sido sencillas; primero el rechazo al cambio encabezado por jugadores y entrenadores que se identificaban con la generación anterior, para después venir una renovación total desde jugadores, pasando por el staff e incluyendo los procesos y al personal de apoyo.

Hoy, Pumas en la categoría Intermedia, no ha podido sumar una victoria; es más, está a punto de quedar eliminado y de seguro comenzarán las críticas de sus adversarios. Pero como todo cambio, los resultados tardan, sobre todo cuando se fue eliminando año con año a gente que estaba enquistada en la UNAM y controlaba el futbol americano desde las categorías infantiles hasta Liga Mayor.

Los aficionados del equipo capitalino deben tener paciencia, no es sencillo, menos cuando por más de una década se tuvo a un grupo de entrenadores que no sólo controlaban a Pumas, sino también a la misma ONEFA. Hoy esa gente ya no está, algunos se fueron a otras instituciones, otros andan en medios de comunicación y lo menos están ya en otras actividades. Pero el primer paso ya lo dieron las autoridades, quitar a quienes tenían secuestrado este deporte en la UNAM.

Tranquilos, las cosas se irán dando para el coach Buendía y su gente, es una persona preparada, tiene experiencia –aunque haya quien lo niegue–, cuenta con el apoyo de sus autoridades y en la institución que representa existen talento humano más que suficiente para formar no sólo uno equipo de calidad, sino varios y desde las categorías infantiles. Así que sólo hay que darle tiempo al nuevo entrenador.


OpenA