icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
No es el auto, sino quien lo conduce Por: Diego DíazMartes, 26 de Noviembre de 2019 02:00 a.m.

Está película no es una película de carros. Yo no soy un fanático de los carros y, como tal, puedo asegurar que no necesitas saber de carros ni marcas para disfrutar esta película. Trata del logro humano detrás de los carros.

Ford v Ferrari (Contra lo Imposible), dirigida por James Mangold, quien tiene tras él, otros grandes títulos como Logan (2017) y Walk the Line (2005), entre otros) nos cuenta la historia de Ken Miles (Christian Bale), un mecánico y experto piloto de carreras, quien asiste a Carroll Shelby (Matt Damon), expiloto y diseñador de automóviles, en la creación de un auto Ford de carreras capaz de ser el más veloz del mundo y ganar la competencia internacional "Le Mans". Pero pronto se ven en una batalla de poder cuando, los ejecutivos de la empresa Ford, comienzan a imponerles decisiones contraproducentes sin tomar en cuenta el factor humano detrás del volante. ¿Podrán lograr su objetivo a pesar de su falta de control?

Me pareció majestuoso el juego de los sonidos que, junto con las tomas, nos hace sentir la velocidad o la lentitud del tiempo, para ponernos en la posición de los pilotos al volante. A pesar de no estar cien por ciento enfocada en carros, hubo muy buenas secuencias de conducción emocionantes.

Las escenas aprovecharon muy bien los colores para mostrar cómo se sentían los personajes, como la escena obscura, alumbrada por tenues azules y amarillos mostrándonos la soledad y tristeza de Ken en el taller o los vibrantes amarillos y azules con destellos siempre que Ken disfrutaba de conducir.

Christian Bale se roba cada escena en la que está con su interpretación del piloto. No esperaba menos de un gran actor del método. Él y Matt Damon tienen una química increíble siempre que están en pantalla, por lo que es una pena que realmente no tengan muchas escenas juntos. Algunos de los demás actores, como Tracy Letts (Henry Ford II) y Josh Lucas (Leo Beebe), tuvieron momentos geniales y momentos en los que eran tan caricaturescos como un villano de 007.

Como una escena en la que Mollie Miles (Caitriona Balfe), esposa de Ken, se pone a conducir como loca simplemente porque quiere que Ken le confiese que está trabajando con Shelby. Muy innecesario y exagerado.

La historia es muy predecible, con saber el titulo y la premisa uno puede saber lo que va a suceder (sino no habría película), lo interesante es ver como los personajes están determinados a lograr su objetivo a pesar de todos los problemas que se les presentan. Pero la película dura dos horas y media, sinceramente hubo varias cosas que pudieron ser resumidas o cortadas.

La mejor del filme son la entrega de Bale y Damon a sus personajes. Las historias de hombres tratando de revolucionar las cosas, y ejecutivos tratando de detenerlos, siempre son interesantes y a veces hasta satisfactorias. Vale la pena especialmente si eres fan de Christian Bale y/o de películas biográficas. 7/10.

OpenA