OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
No a la censuraPor: Ana Rent En Visión MillennialJueves, 11 de Marzo de 2021 02:00 a.m.

Durante muchos años hemos luchado por la libertad de expresión, siempre defendiendo el derecho a opinar... Pero cuando llega la censura, entonces quienes luchamos por las libertades estamos obligados a pronunciarnos, y es por eso que en la columna de hoy les hablaré de un caso que seguramente ya escucharon: la denuncia contra el actor Marco Polo. 

Marco Polo es un joven actor; sin embargo, lleva muchos años de experiencia y ha destacado en la comedia con diversos personajes. Este joven, a raíz del cierre de teatros debido a las restricciones de la pandemia, supo ser creativo y utilizó las redes sociales para seguir trabajando, ha tenido muchísimo éxito ya que su contenido ha llegado a millones de reproducciones.

Marco supo ser creativo y consiguió más éxito, pero fue compartido, porque en un momento dado, decidió compartir con otros de sus compañeros actores para crear más contenido y que así ellos, también afectados por la crisis de la pandemia y el cierre de teatros, pudieran generar ingresos. Así fue que nacieron sketches cómicos más producidos. 

Hace un par de días, el mismo actor se pronunció a través de las redes sociales, señalando que había sido denunciado por la candidata de Morena a la gubernatura de Nuevo León, Clara Luz Flores. El hecho provocó indignación pero no sólo en Nuevo León, ya que nacionalmente nació un movimiento para defender a Marco Polo.

Y es que en uno de los videos de Marco Polo, la actriz Judith González parodió a Clara Luz, y la candidata alega que se trata de violencia de género. Por supuesto que ese argumento fue rechazado por miles de ciudadanos quienes se pronunciaron para defender a los actores, ya que se trata de una parodia y ni los presidentes del país que han sido parodiados cientos de veces se han quejado nunca.

Bien haría la candidata en reflexionar sobre la denuncia contra el actor Marco Polo, ya que definitivamente el trabajo de Judith González y su compañero es simplemente una parodia, que por cierto, ya hasta transmitieron en cadena nacional. No suma el coartar las libertades, y ahora sí que lo que debería de estar prohibido es prohibir. 

Bien haría Clara Luz en demostrar que está abierta al diálogo, y saber que, independientemente de su género, lo importante es que ella está compitiendo por un importante cargo de elección popular, entonces, naturalmente tiene que ser cuestionada y también los ciudadanos tienen derecho a criticarla si así les parece, y que no se debería escudar en ser mujer, ya que el verdadero feminismo es luchar por la igualdad de género. 

Los mexicanos nos caracterizamos por nuestro sentido del humor, justamente por eso, es que en nuestro país tenemos muchos actores que se han destacado en la comedia, entre ellos Marco Polo, y es por eso que miles de personas no sólo de Nuevo León, sino de todo el país, nos sumamos y decimos: NO A LA CENSURA. 

¿Se imaginan qué oscura sería la vida sin humor? ¿Sin poder reírnos? Además de oscura, sería triste. Ahora imagínense que también le sumamos un escenario donde nos coartan nuestra libertad de expresión, donde nos censuran. ¿Dónde quedarían las libertades?

OpenA