icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
MisericordiaMiércoles, 20 de Marzo de 2019 02:05 a.m.

Al momento de abrir un libro de cuentos y disponernos a leer el primer texto, conforme avanzamos en la lectura y terminamos, si se trata de una historia bien narrada, lo más seguro es que tengamos que hacer una pausa para proceder al segundo cuento.

Un inolvidable libro de cuentos es una casa enorme, con largos pasillos, a veces laberínticos, y muchas puertas que dan paso a las habitaciones, historias. Antes de entrar a una habitación, la pausa está en transitar esos pasillos de la reflexión, la fantasía encendida, el deleite de la lectura.

Misericordia, es un gran casa con seis habitaciones. Seis potentes historias que hablan de la figura masculina desarrollándose en la paternidad, salvo un cuento titulado Cruz y Gómez que retrata con amplia crudeza cómo los hombres manifiestan a sangre fría su poderío entre ellos.

Sábado, Brasil nos habla de esa figura paterna idealizada a través de la memoria, del reencuentro con el pasado que sólo es posible si hay una pizca de deseos de conciliación. El texto que le sigue Villa Ocaranza es quizás el cuento más intenso y penetrante, define toda una atmósfera de decadencia, una crítica al sistema de salud mental, una relación entre padre e hijo con filo de tragedia.

El cuento que da título al libro, Misericordia, nos remite a la historia detrás de las historias. Habla de un hombre obsesionado con la escritura de un cuento, que finalmente escribirá impactado por un suceso familiar, haciendo caso omiso de lo que ello represente en su familia.

Miguel Ángel Hernández Acosta, autor de este libro, nos dibuja en cada cuento esas sensaciones de sentirse al intemperie cuando no hay un padre (aunque sí lo haya) que nos guíe y entonces la figura de la madre recobra un todo. Plasma la aspereza de la vida cuando se vive en la miseria. Habla del matrimonio en su esencia indisoluble, también de la violencia ejercida por los hombres hacia las mujeres. Trata de los hijos varones y la huella permanente del abandono de la figura paterna. Una huella que define nuestros estados de contemplación y supervivencia ante la vida.

Hay en las páginas de Misericordia tantos aromas y olores como imágenes del paisaje urbano o de pueblo. Hay humedad, incertidumbre, resentimientos, tristezas, algo de música de fondo, crimen, oscuridades, pero también el lector se encontrará con lo más importante: historias bien contadas para detenerse a desmenuzar en la imaginación.

El escritor Miguel Ángel Hernández Acosta es originario de Pachuca, Hidalgo. Actualmente cursa el doctorado en Letras en la UNAM, su libro Misericordia, se publicó con el sello de la editorial Librosampleados en coedición con la UANL, el cual puede conseguirse en cualquier librería universitaria.

OpenA