icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Mexicanismos interesantesDomingo, 17 de Septiembre de 2017 01:19 a.m.

Unos lo hacen comiendo antojitos mexicanos y desapareciendo una botella de tequila. Yo esta vez festejaré el mes de la Patria compartiendo con ustedes un racimo de palabras que son muy nuestras, ya sea por origen o significado. Para mayor deleite, están preparadas en el jugo de su historia. Provecho. 

Banqueta.- Aunque en su origen una banqueta fue una banca larga y de poca altura, hoy en México y también en Guatemala la banqueta es la orilla de la calle (la acera), por donde caminan los peatones. Se la llamó banqueta, diminutivo antiguo de banca, porque al estar más elevada que el nivel de la calle, la gente la usaba como asiento para descansar y conversar con los amigos. 

Cafre.- En México, a quienes conducen un automóvil a toda velocidad los llaman cafres. En su origen, los cafres fueron un pueblo de Sudáfrica, llamados así por los árabes (ka-fir ‘incrédulos’). En castellano, cafre tomó la discriminatoria connotación de salvaje, pero, en México, quedó para uso exclusivo de los salvajes del volante. 

Chino.- Si tienes pelo rizado, no te extrañe que un mexicano se refiera a ti como el chino. Y tú pensarás: ¿Por qué? Si nunca he visto a un chino con pelo rizado. En realidad, el adjetivo tiene origen en la palabra quechua ‘china’ (hembra, muchacha). Las chinas indígenas, generalmente, fungían como sirvientas. Fue así que china o chino, pasó a ser nombre genérico para la servidumbre. Después tocó a los esclavos africanos ser los chinos, y estos sí que tenían el pelo rizado. De ahí quedó, en México, que chino se convirtiera en adjetivo para las personas con este tipo de pelo. 

Cuate.- Cuando un mexicano dice que eres su cuate, es que te considera su amigo. Pero si llega a decir que eres su cuatacho, es que la amistad alcanzó el máximo grado. Esto es válido también en Guatemala y Honduras. El origen de esta voz está en el náhuatl ‘coatl’, que significa culebra y también mellizo. Del porqué de esto, dejo noticia Fray Bartolomé de las Casas en uno de sus textos: “Tenían asimismo, que cuando la mujer paría dos criaturas de un vientre había de morir el padre o la madre. Y el remedio que el demonio les daba era que matasen a alguno de los mellizos, a los cuales en su lengua llamaban ‘couatl’, que quiere decir ‘culebra’, porque dicen que la primera mujer que parió a dos se llamaba Coatl (culebra), y de aquí nombraban culebras a los mellizos”. Cuate sigue significando, en México, mellizo. Pero se usa también como sinónimo de amigo. 

Talacha.- Es un instrumento de labranza (también llamado talache). Lo interesante de esta palabra es que es una verdadera voz mestiza, ya que se forma del náhuatl tlalli (tierra) y el español hacha. De aquí, en México se ha derivado la expresión ‘hacer talacha’, que significa hacer un trabajo laborioso y generalmente de tipo manual. 

Tlapalería.- Una tienda en la que venden pinturas, herramientas y material eléctrico, es una ferretería. En México, estos establecimientos también son conocidos como tlapalerías, colorida palabra formada de tlapalli, voz náhuatl que significa ‘líquido de fuego, pintura’, y con la terminación castellana ‘ería’. Así que, en su origen, una tlapalería era un lugar en donde se vendían pinturas. 

Pachón.- Los niños de antes no tardábamos en aprender este adjetivo. Y es que, pronto, nos enteraban de la existencia de la mano pachona. Uno se la imaginaba como una mano de aspecto lanudo, por el pelo que la cubría y que, con vida propia, se divertía apretando pescuezos. Pero pachón no es calificativo exclusivo de esta independizada extremidad. Se le llama así a cualquier cosa de aspecto lanudo. Este mexicanismo, surgió del náhuatl pachtli ‘heno’, con el cual, por su textura, bien puede hacerse un mullido lecho. 

Felicidades al M-É-X-I-C-O que hoy tenemos, y nuestros fervientes deseos de que pronto podamos festejar al MÉXICO que queremos. 

cayoelvein



OpenA