OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Memorial por las víctimas de los hechos de tránsito Por: Moisés Lopéz Cantú SystemáticaMiércoles, 18 de Noviembre de 2020 02:00 a.m.

Estamos al cierre del decenio de la seguridad vial (Resolución 64/255 de Naciones Unidas del 10/05/2011) y se habla ya del segundo decenio, como parte de los procesos para alcanzar las metas asociadas al ODS 3 Salud y Bienestar. La meta sigue siendo la misma: reducir en un 50% las muertes y los heridos en hechos de tránsito.

¿Cómo nos ha ido en Nuevo León? Difícil decirlo, no hay declaraciones ni evaluaciones al respecto. ¿Datos públicos? Los del Inegi, que cubren todo el periodo, y los del Ocisevi, apenas un año completo.

Según el Inegi, en Nuevo León se registraron 678,358 hechos de tránsito en los últimos 10 años (20% de todo el país), 2,601 muertes y 104,938 heridos. Pero con un gran subregistro, tan sólo en muertes del orden de 2.19, lo que implica del orden de 5,736 personas fallecidas.

Según el Ocisevi, en 2019 se habrían registrado 71,201 siniestros, 195 muertes y 5,282 heridos en 11 municipios (https://bit.ly/38Unba2), con el factor de ajuste por subregistro serían 427 muertes en hechos de tránsito. Aterrador.

Los usuarios que no viajan en vehículos motorizados siempre son los más vulnerables. Según Inegi, el 39% de todas las muertes son de este grupo y el 24% de los heridos también; de acuerdo con el Ocisevi, el 48% de todos los muertos registrados en 2019 eran peatones y ciclistas (89 peatones y 5 ciclistas).

Este último dato adquiere una alarmante relevancia si se compara con las 20 muertes de ciclistas registradas por Pueblo Bicicletero en lo que va de 2020, cuatro veces más que todo lo registrado en 2019 (https://bit.ly/38SAd7R).

El Día Mundial en Recuerdo de las Víctimas de Hechos de Tránsito es una efeméride de las Naciones Unidas desde 2005 y este fin de semana, en dos actos separados, se celebró en Monterrey. El memorial de Pueblo Bicicletero fue particularmente emotivo, porque puso en el centro los nombres de los 20 ciclistas muertos durante 2020 ¿Pueden imaginar como se ven 20 bicicletas blancas juntas?

Pero más allá de la numeralia, hay dos temas a debate: ¿Por qué persiste toda esta violencia extrema en nuestras calles? y ¿Qué se puede hacer para reducir, efectivamente, el número de muertos y heridos al 50 por ciento?

Los "siniestros de tránsito" son mayormente evitables y sus impactos se pueden reducir. Educación es la clave, dicen mis colegas ingenieros de tránsito, y bueno, bienvenida toda la que sea posible. Pero no olvidar, según el Ocisevi: en el 100% de los hechos de tránsito el presunto responsable es el conductor y entre el 47% y el 49% de todos los "accidentes" uno de los causales relevantes es la velocidad.

La "educación" tiene límites. Si a los conductores les "ofrecemos" una red de vías "rápidas" inevitablemente van a ir a gran velocidad; si privamos a ciclistas y peatones de espacios seguros, inevitablemente tendrán que "arriesgar el pellejo" entrando en espacios en donde algunos conductores nos "sentimos" reyes únicos y poderosos.

Si realmente se quieren reducir hechos y saldos de tránsito y alcanzar las metas del Segundo Decenio de la Seguridad Vial y del ODS 3 es ineludible que las autoridades locales se pronuncien y lancen un plan formal, para reducir al 50% heridos y muertos en hechos de tránsito, con indicadores y programas públicos, transparentes y medibles.

Algunos de los programas serían: i) Materializar las disposiciones de la Ley de Movilidad y la de Asentamientos Humanos, orientando las inversiones acorde a la pirámide de la movilidad sostenible; ii) asumir y formalizar el uso de normas de diseño de la red vial cuyo objetivo final sea producir espacios seguros; iii) reducir la velocidad máxima permitida en calles de un carril por sentido a 30 km/h; iv) ampliar espacios públicos e implantar el BiciPlan; v) licencia por puntos; vi) programas para reducir hechos de tránsito, muertos y heridos en un cierto número de intersecciones por año y por municipio; vii) foto multas, con la siguiente secuencia de implantación: socialización de la información relacionada con velocidad-hechos de tránsito, proceso pedagógico velocidad-hecho de tránsito-consecuencia, periodo de notificación, periodo de multa.

Otras acciones son posibles, pero esto sería un buen principio.

OpenA