icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Más x México Por: Neri Prieto La mirada positiva Martes, 28 de Abril de 2020 06:28 p.m.

En nuestra opinión pasada, destacamos las medidas implementadas por el gobierno de la Cuarta Transformación. Medidas integrales que han asegurado el respeto al estado de derecho y que han permitido hasta el día de hoy contener la pandemia del COVID-19 en México; esperamos que así continúe a pesar de sectores de la población e intereses personales que aparentemente desean lo contrario. En efecto, hay alrededor de un millar de pérdidas que lamentar y que nos duelen en lo más profundo, pero el sistema de salud pública olvidado durante décadas se mantiene fuerte gracias al sustento de sus héroes y heroínas, es decir, nuestros médicos, enfermeros, enfermeras y personal de salud, todos ellos mexicanos. Mucho ha tenido que ver también la sociedad responsable que practica el distanciamiento social quedándose en casa.

Aun a pesar de todo esto, destacamos que había y que aun hay notables áreas de oportunidad, particularmente, las concernientes a la gran clase media mexicana y a las MiPyMES, aquellos pequeños y medianos negocios emprendidos por mexicanos que confiaron en nuestro país, se arriesgaron e invirtieron. Hoy se merecen nada menos que toda la fuerza del estado mexicano y toda nuestra solidaridad para reinvertirles capital para sobrevivir a este desastre. Ellos que pagan impuestos, generan empleos y hacen girar a nuestra economía, esperan hoy la respuesta más rotunda.

Como se ha visto, el gobierno de la Cuarta Transformación ha logrado mitigar el impacto de la contingencia sanitaria actual. Afortunadamente, en nuestro país no hemos visto las lamentables imágenes de Italia, España, de países hermanos como Ecuador o de nuestro vecino, socio y aliado Estados Unidos. Este último, que dicho sea de paso ha estado a la altura de los más de dos siglos de amistad apoyándonos con ventiladores y suministro médico. Gracias a la administración Trump, hoy tenemos más ventiladores para hacerle frente a esta contingencia.

Gracias a la reingeniería financiera responsable, se ha brindado apoyo a los grupos menos favorecidos, sin contar que se ha logrado repatriar a miles de nacionales mexicanos en el extranjero. No obstante, es imperativo que la estrategia para encarar la pandemia tome en consideración la situación de las MiPyMES para evitar un mayor impacto económico y regresar a niveles de crecimiento.

De acuerdo con datos del INEGI, las MiPyMES aportan aproximadamente el 68% del empleo formal y 52% del PIB. De tal forma y de acuerdo con el presidente de la CANACINTRA, el 48% de las MiPyMES tiene liquidez solamente para abril. La falta de medidas de alivio para este sector económico podría resultar en una caída del 10% del PIB y la pérdida de aproximadamente 135 mil millones de dólares, así como la pérdida de 2 millones de empleos. Según el presidente de la Federación del Colegio de Economistas, hasta el momento se tiene el reporte de la muerte de 15 mil empresas.

Así pues, la subsistencia de este sector es instrumental para el adecuado funcionamiento de nuestra economía. Por otra parte, los partidos políticos nacionales, además de contar con otros beneficios, tienen derecho a recibir financiamiento público para el sostenimiento de sus actividades ordinarias y de campaña. El financiamiento público para sostener las actividades ordinarias de los partidos se fija anualmente mediante una fórmula que toma en cuenta el costo mínimo aproximado de una campaña electoral, el número total de senadores y diputados a elegir, el número de partidos políticos con representación en el Congreso de la Unión y la duración de las campañas electorales. De la cantidad total, el 30% se distribuye de forma igualitaria entre todos los partidos políticos y el 70% se distribuye de acuerdo con el porcentaje de votos obtenidos en la elección de diputados inmediata anterior.

De acuerdo con el reporte de financiamiento anual ordinario correspondiente a abril del 2020 del Instituto Nacional Electoral, el financiamiento público para el sostenimiento de actividades ordinarias de los partidos políticos asciende a un total cercano a los 5 mil millones de pesos. Ello sin contar el financiamiento público para actividades específicas y la multitud de facilidades que reciben del gobierno federal. En este sentido, se propone destinar el 50% de estos recursos, es decir 2,500 millones de pesos, a un fondo especial para el rescate económico de las MiPyMES.

Asimismo, esta medida podría abrir un espacio para debatir la posibilidad de modificar el esquema de financiamiento de los partidos políticos en México e incorporar características de los sistemas electorales de economías más desarrolladas como Alemania, donde se utiliza un sistema que emplea un balance entre financiamiento público y privado.

En este sentido, debemos instar al gobierno federal y a todos los gobiernos estatales y municipales del país a que las partidas correspondientes a publicidad, informes de gobierno y todo lo relacionado a eventos no sustantivos sean redirigidas al fondo de rescate a las MiPyMES. Las acciones tomadas por el gobierno son del todo visibles y ahora no es necesario incurrir en gastos para darles publicidad. En general, es necesario exhortar a que todos los organismos que operen con recursos públicos que provengan de los contribuyentes a ajustarse el cinturón y que gastos no esenciales sean utilizados en los sectores desprotegidos.

En el mismo contexto, el Estado podría beneficiarse enormemente de una reforma fast track consistente en la eliminación de 100 diputados plurinominales y 100 diputados por mayoría relativa en la elección del año entrante para reducir el número total de diputados de 500 a 300, así como en reducción que sea proporcional a la federal, en las 29 legislaturas locales que serán renovadas el próximo año; esto en aras de un aparato público más eficaz, que haga más con menos. Esta medida cobra más importancia si comparamos a México, donde hay 1 diputado por cada 257 mil habitantes, con economías como Estados Unidos, donde hay 1 diputado por cada 760 mil habitantes o Alemania, donde hay 1 diputado por cada millón doscientos mil habitantes.

En adición a estas medidas, para estar en sintonía con la austeridad republicana de nuestro gobierno actual, es necesario solicitar a todos los legisladores de la Cuarta Transformación de la Cámara de Senadores, de diputados federales y de las legislaturas locales a sustraer el 25% de su sueldo y la totalidad del aguinaldo correspondiente al ejercicio 2020 e integrarlo al fondo de estímulos y prestaciones para las MiPyMES. Es tiempo de que estos legisladores pongan el ejemplo y respalden a su Presidente, siendo que muchos de ellos llegaron a su lugar por una votación inercial gracias al esfuerzo de un hombre que durante más de dos décadas ha recorrido el país en toda su extensión, beneficiados por un tsunami electoral visto desde la comodidad de mareas calmas.

Finalmente, cabe dejar claro que este es el momento de México para tomar las decisiones difíciles y decidir si queremos más empresas o más partidos y legisladores. Que no se diga de nosotros que cuando tuvimos la necesidad y oportunidad de estar del lado de los pequeños y medianos empresarios, aquellos que con esfuerzo abrieron una florería, lavandería, taquería, gimnasio, tintorería, estética o un crossfit, decidimos estar del lado de los partidos, del gasto electoral y de las costosas legislaturas. Hoy requerimos plantear con firmeza estos cambios; si no es ahora, ¿cuándo? Este es el momento de hacer honor al dicho de “a grandes problemas, grandes soluciones”. Si no lo hacemos nosotros, ¿quién? Este es el momento de hacer más, mucho más x México.

OpenA