icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Más consciencia al consumir Por: Mayra Treviño Nutrición con propósitoMiércoles, 7 de Octubre de 2020 11:52 a.m.

Creo firmemente en que la educación no debe basarse en el miedo, al contrario, necesitamos más promoción hacia los alimentos y hábitos saludables.

El nuevo etiquetado nace de la problemática que actualmente vivimos en nuestro país, es necesario para combatir la otra epidemia que México enfrenta "la obesidad" y que hoy nos ha hecho más vulnerables ante el Covid-19, sabemos que la obesidad es una enfermedad multifactorial, pero gran parte se debe a una falta de educación nutricional.

Y la herramienta con la que contamos los consumidores es la etiqueta nutrimental, la cual nos propone una advertencia que permite al consumidor identificar de una manera más rápida, clara y veraz, aquellos productos con excesos mediante cinco sellos.

Pero es de vital importancia conocer el daño a la salud que ocasiona cada uno de ellos:

-Exceso de calorías: se trata del excedente de energía que ya no necesita nuestro organismo ya que se convierte en grasa y se almacena en nuestro cuerpo.

-Exceso de azúcares: desarrollo de enfermedades como diabetes, hígado graso, dislipidemia, enfermedad cardiovascular.

-Exceso de grasas saturadas: desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

-Exceso de grasas trans: son consideradas como el peor tipo de grasa que se puede consumir, ya que muy difícilmente puede ser eliminada por nuestro cuerpo y su consumo está relacionado al desarrollo de enfermedades como síndrome metabólico, enfermedad coronaria y diabetes.

-Exceso de sodio: desarrollo de hipertensión, enfermedades cardíacas y derrames cerebrales.

-Edulcorantes y cafeína: también existen leyendas precautorias pues en niños, estas sustancias podrían provocar problemas para dormir e hiperactividad.

Creo que es un buen paso, pero no la solución a la obesidad, necesitamos utilizar métodos que la gente quiera aprender y sean fáciles de entender, sobre todo para los niños, ya que a veces ni las imágenes impactan como es el caso de los cigarros, creo firmemente en que la educación no debe basarse en el miedo, al contrario, necesitamos más promoción hacia los alimentos y hábitos saludables.

Recomendaciones:

-Disminuir la cantidad de alimentos procesados, del día a día, consumir más alimentos naturales.

-No sólo basarnos en los sellos, aprendamos a leer la lista de ingredientes y su calidad.

-Las calorías son la gasolina de nuestro cuerpo, así que decir exceso de calorías, no es una mala palabra, dependerá de dónde provienen esas calorías, no es lo mismo calorías provenientes de nueces y semillas que de azúcares añadidos.

-La información es poder, y nosotros podemos ser consumidores más conscientes y hacer que las empresas hagan mejores productos.

OpenA