OpenA
icon_facebookicon_twittericon_linkedinicon_instagram
icon_busqueda
Logotipo El Horizonte
Monterrey, NL
Clima
Los ángeles del beisbolSábado, 9 de Noviembre de 2019 02:00 a.m.

Don Pepe ´Zacatillo´ Guerrero: "Aún entre los hombres más serios encontrarás la más amigable y franca sonrisa".

En 1984, narrando en verano para los Saraperos de Saltillo, nos contrataron como cronistas para la costa del Pacífico de los Potros de Tijuana, haciéndola a veces de gerente de ventas de publicidad para esa organización.

Nunca sospechamos que sería una temporada muy accidentada, y que los malos presagios estarían a la orden en esa temporada.

En esa campaña de 1984-1985 en Tijuana conocimos al que sería el cronista local, Gustavo López Moreno, gerente de la estación que transmitiría los juegos de los Potros, y que en verano era el cronista oficial de los Padres de San Diego.

El locutor del sonido local en el estadio del Cerro del Colorado era un muchacho que quería una oportunidad para narrar en forma local, pero Gustavo, responsable de las transmisiones, nunca lo aceptó.

A mí me lo pidió, Eduardo Ortega, que manejaba el sonido local, pero lamentablemente los derechos de transmisión eran de Gustavo López Moreno para su estación, y yo era aceptado solamente, porque era el cronista local y viajero (además de vender la publicidad de apoyo para los Potros), pero a Eduardo nunca lo aceptó.

En realidad, a Gustavo le hizo un favor, ya que varios años después, Eduardo Ortega se convertiría en el cronista oficial de los Padres de San Diego, y hasta la fecha con ellos, inclusive está siendo candidateado para que sea el primer cronista mexicano para el Salón de la Fama de las Grandes Ligas... ¡FELICIDADES, EDUARDO!

Viajamos para la primera serie foránea a Guaymas contra los Ostioneros, y terminando el segundo juego –al salir del estadio– un aficionado de los Ostioneros tiró una piedra que entró por una de las ventanas del autobús, fracturando la mandíbula al ´bat boy´ de nuestro equipo.

Nuestro manager, Don Pepe ´Zacatillo´ Guerrero, lo mandó al día siguiente urgentemente en avión a Tijuana y quedó en el hotel ejecutivo (hotel de la liga del Pacífico) para su recuperación.

Casi todos los jugadores y el cuerpo técnico de los Potros de Tijuana se hospedaban en el hotel Ejecutivo y era atendido en la limpieza por tres señoras, sus hijas y nietas.

Al regresar de la siguiente serie, nos esperaban dos judiciales que detuvieron a nuestro operador José Luis, que fue acusado de violación a una de las niñas (nieta) que vivían en el hotel, haciendo el aseo con sus madres y abuelas. José Luis fue llevado al penal a la sección de considerados en lo que se definía su situación.

En diciembre, y ya para terminar la temporada, nos informó Don Pepe ´Zacatillo´ Guerrero que trasladarían al interior del penal en forma definitiva a José Luis, pero que se le podría sacar del penal –y hasta conseguir su perdón– si juntábamos $100,000 pesos para agradecer al juez "su benevolencia".

Nos juntó Don Pepe en el dugout, y entre todos los jugadores y algo modesto de este servidor, logramos que liberaran a José Luis, que siempre habría gritado su inocencia, pero no le habían creído.

AL FINAL, LA VERDAD

Al final se supo que la niña había mostrado signos de ´gonorrea´, y que el ´bat boy´, que se había quedado en el hotel padecía la misma enfermedad, todo esto fue ante las declaraciones del masajista de nuestro equipo, que le había dado un tratamiento contra la gonorrea al ´bat boy´.

Los judiciales ya sabían todo, pero aprovecharon nuestra ignorancia para sacarnos dinero antes de que soltaran a José Luis.

COSAS DEL BEISBOL

Lo bueno de ese final de temporada fue la contratación que hice de Felipe Moreno (El güero ´Jelipe´), porrista de los Sultanes de Monterrey, para el final de la temporada, porque el equipo de la costa que lo había contratado tenía problemas económicos.

Esa temporada de 1984-1985, Felipe (el güero ´Jelipe´) y yo nos declaramos muertos (el Día de los Inocentes) para sorpresa de la columna que escribía Felipe ´Clipper´ Montemayor, pero esa fue una broma desde Hermosillo contra los Naranjeros, el 28 de diciembre... sin embargo, esa será otra historia.

ALGO PARA RECORDAR

Nelson Matus lanzó juego sin hit ni carrera, porque faltando el out 27 contra Mexicali –en gira– cometió un error de fildeo del segunda base Carlitos Villela, en esa ocasión le ganó el sentimiento a Nelson que lloró amargamente en ese momento tan terrible por culpa de su compañero de cuadro.

Del ´bat boy´ (no me acuerdo ni de su nombre) sólo supimos que se había regresado a Aguascalientes de donde era nativo (nunca lo agarraron), y José Luis nuestro chofer fue liberado (todo destrozado de la cara, perdiendo casi todos los dientes, con un "Usted disculpe"), siempre había declarado su inocencia; regresando a su natal San Luis Potosí, invitando el año siguiente a Don Pepe ´Zacatillo´ Guerrero de padrino, al nacer la última de sus hijas.

Don Pepe ´Zacatillo´ Guerrero, manager estricto, muy disciplinado, noble, profundamente religioso y bondadoso... ´un ángel del beisbol´.

Ese año, al término de la temporada, la vida le pagaría de otra manera: le haría una cobranza brutal a este hombre de honor... pero esa será otra historia.

Da tristeza, pero vale la pena que usted sepa que estas, a fin de cuentas, son sólo ´COSAS DEL BEISBOL´.


OpenA